Griesa, ese amigo argentino

Griesa da la sensación que con su fallo del viernes 19-2 trata de imprimirle ritmo al fin del conflicto entre varios fondos de inversión y la Argentina por el default de la deuda de 2001.

El Juez de Manhattan (aunque habla de “would” y no de “will”) accedió al pedido formulado por Argentina el 11-2 de que Griesa levantara sus cautelares (las que impiden a la Argentina pagar deuda a los que aceptaron los canjes 2005 y 2010 –los bonistas- y obviamente colocar deuda externa) condicionado a que Argentina hiciera 3 cosas: deroga la Ley Cerrojo, deroga la Ley de Pago Soberano y cumple (pagando cash en dólares) los acuerdos a los cuales llegue con los holdouts -los que litigan en New York- antes del 29-2 (el 29-2 no es la fecha antes de la cual tienen que estar cancelados cash los acuerdos, sino la fecha límite que se autoimpuso Griesa para evaluar los acuerdos firmados. Cada acuerdo puede tener un plazo de cumplimiento diferente dentro del límite máximo de 120 o 150 días –estos 30 días adicionales a decisión de Argentina- contados desde el 8-2 fecha que puso Argentina en su propuesta de acuerdos).

Al acceder al pedido argentino del 11-2, Griesa le pone presión a la Argentina para que cierre rápido acuerdos con holdouts y que sean pagados y cancelados en el corto plazo porque Argentina no está pagando a los que aceptaron los canjes (con algún riesgo de la “aceleración”) y tampoco puede colocar deuda externa cuando las necesidades de colocación de deuda (interna y externa) del gobierno son de u$s30.000M (con el riesgo de que no cumplir con su promesa del 13-01 (conferencia del Ministro de Hacienda Prat Gay) de recurrir solo por $160.000M al BCRA y no recurrir a la asistencia del FGS del Anses y del BNA.

Y Argentina necesita de las 2 cosas de manera imperiosa: pagar a los bonistas y colocar deuda.

Pero hoy ocurre una situación como cuando el perro se muerde la cola porque Argentina, en su propuesta a los holdouts del 5-2, dice que para pagar cash los acuerdos a los cuales llegue en el juzgado de Griesa con los holdouts, necesita colocar deuda pero a su vez, para poder colocar deuda, necesita que Griesa levante las cautelares (para la cual tienen que darse las 3 cosas mencionadas más arriba y que hoy no lucen fáciles) ¿Usaría el Tesoro Reservas del BCRA quebrando su pretendida independencia para salir del default?

Una manera de salir de esta encerrona sería que Griesa reponga el stay (sin levantar las cautelares) ante un pedido de Argentina (y de esta manera Argentina pueda colocar deuda) pero esto requeriría como condición necesaria y no suficiente que el volumen de acuerdos alcanzados antes del 29-2 sea importante y que la Ley Cerrojo y la de Pago Soberano estén al menos rumbeando para su derogación.

Además del tema de cómo Argentina se hace de los dólares necesarios para pagar los acuerdos a los cuales llegue antes del 29-2, otro interrogante es ¿qué volumen de pagos cash realizados antes del 8-6 (120 días) o antes del 8-7 (150 días) Griesa quiere ver (además de la derogación de la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano) para levantar sus cautelares y de esa manera permitir que Argentina pague a sus bonistas y coloque deuda? Hoy estas dos preguntas no tienen respuesta.

Ya dije antes que con su decisión de ayer, al acceder al pedido argentina del 11-02, Griesa le pone presión a la Argentina. También le pone presión a los fondos más agresivos (más lejanos al acuerdo) y con mayores montos en litigio con Argentina como NML y Aurelius porque si bien es difícil (por el volumen en dólares de sus reclamos), si Argentina consiguiera acordar primero y pagar cash (cancelando así los acuerdos firmados) un monto grande de acuerdos con el resto de los holdouts, Griesa podría levantar las cautelares (Argentina así podría pagar a bonistas y colocar deuda) y NML y Aurelius quedarían con un poder de fuego muy limitado (aunque no extinguido por completo). Eventualmente de querer seguir el conflicto judicial con Argentina tendrían que litigar en otro juzgado, ya no el de Griesa, salvo que la Cámara de Apelaciones de NY se haga eco de una eventual apelación de NML y Aurelius.

Griesa demuestra una vez más que no es el ogro que el salvaje kirchnerismo nos quiso hacer creer sino un Juez de los EE.UU. que aplica la ley del contrato, lo cual está perfecto, pero es algo que la Argentina populista y bárbara, ya ni sabe lo que es.

http://www.economia.gob.ar/wp-content/uploads/2016/02/749772417-Propuesta-de-Settlement-Febrero-5-2016.pdf

http://www.economia.gob.ar/wp-content/uploads/2016/02/Argentina_Press_Release_with_Instructions.pdf

http://www.shearman.com/~/media/Files/Services/Argentine-Sovereign-Debt/2016/Arg296-021916-11cv4908-Doc-47.pdf

http://www.shearman.com/~/media/Files/Services/Argentine-Sovereign-Debt/2016/Arg275-021116-Arg-OSC-brief-21116–3.pdf