Dólar en marcha ascendente

08 Dic
0

En septiembre, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, anunciaba en conferencia de prensa desde la quinta de Olivos que la presidenta Cristina Fernández ya había firmado el proyecto de Presupuesto 2009. En este, se preveía un tipo de cambio con un dólar a $ 3,19, un crecimiento económico del 4% y una inflación en torno al 8 por ciento.

Pero olvidados parecen haber quedado esos augurios. Los que los tenían como referencia para los próximos meses deberán rehacer sus cuentas: a pesar de los valores futuros asegurados, la moneda estadounidense está en clara suba y no prevé retroceder.

Ayer, la divisa norteamericana volvió a aumentar en las principales casas de cambio y bancos de la Capital Federal. En rigor, en el último mes, el dólar emprendió una carrera ininterrumpida. La escalada trepó en la última semana, en la que se registraron constantes subas y la divisa terminó cotizando ayer en $ 3,47. En el mercado informal se terminó comprando a $ 3,50.

Claro, no es que la situación se haya desatado sola. Hay factores decisivos que influyeron en la configuración económica actual. La moneda estadounidense viene encareciéndose respaldada por el Banco Central, o sea el Gobierno, que en las últimas semanas ha avalado la suba lenta pero incesante ante el reclamo continuo de los industriales.

¿Por qué se contradicen los recientes anuncios del Gobierno? La intención, a todas luces, es no perder competitividad ante la baja del real: la moneda de Brasil subió a 2,53 reales por dólar.
Semanas atrás, los industriales habían enfatizado su pedido de "un dólar competitivo", preocupados por la devaluación de la moneda brasileña, que cayó un 54,2% desde septiembre a hoy. Con los mercados brasileños en baja, la exportación en Argentina sufre serios peligros. Y para contrarrestarlo, la demanda privada controló el mercado, que esta vez no contó con la contraposición antes acustumbrada del BCRA.

Un dólar alto puede no ser tan nocivo siempre y cuando existan planes de promoción de las exportaciones y de desarrollo industrial, que por ahora brillan por su ausencia en la administración K.

Ante una consulta de Hoy, el economista José Luis Espert tildó de "crítica" la situación de Argentina en relación al dólar."Para que el dólar sea de $ 4, de acá a los próximos 6 meses, el Gobierno nacional va a tener que poner freno en forma definitiva al desborde que está sufriendo el gasto público" afirmó.

Espert no dudó en que "se debe desacelerar la tasa de crecimiento del 33% actual (del gasto público), al 23%, o sea, 10 puntos menos que ahora, ya que si el gasto público sigue creciendo, el techo del precio del dólar va a ser mucho más que $ 4".

"Esto se debe a que en el Gobierno hay una política de descontrol fiscal" propició, alertando que "ha llevado a que las tasas de crecimiento estén ubicadas en el 33%, cuando debería ser por lo menos 10 puntos menos".

La política fiscal del Gobierno nacional, según Espert, "ha sido un desastre". ¿La razón? "El alto grado de irresponsabilidad fiscal, lo que lleva a que en el país estemos sufriendo las consecuencias".

Comments

    No Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Fields marked * are mandatory.