Para economistas, matan producción

El anuncio de Cristina de Kirchner no tuvo buenas repercusiones entre los economistas consultados ayer por Ambito Financiero. Si bien algunos fueron más efusivos que otros en sus declaraciones, en general concordaron en que la política de redistribución del ingreso que tiene en mente la Presidente es «equivocada y facilista», porque le exige de más al campo cuando hay otros sectores, como el industrial y la construcción, que gozan de mayores ganancias y podrían aportar más al fisco.

José Luis Espert

Cristina de Kirchner reiteró las mismas diatribas contra los sectores que ganan y que ella no quiere que ganen tanta plata, porque con la construcción y los industriales, que ganan mucho más que el campo, parece no tener problemas.

La manera de redistribuir de los kirchner es la de los pueblos ignorantes: tratar de que los alimentos sean baratos matando su producción. Los pueblos en serio redistribuyen educando y maximizando la producción.

Se ha creado un nuevo Frankenstein impositivo. A partir del anuncio de hoy (por ayer), las retenciones pasaron a ser un impuesto diferencial con asignaciones específicas; es un engendro.

Aldo Abram

La redistribución del ingreso indica que los que más ganan se tienen que esforzar por los que menos ganan, pero acá hay algo que la Presidente entendió mal porque le está exigiendo a un sector cuando hay otros que ganan mucho más y no reciben la misma presión impositiva.

Cristina de Kirchner está equivocada cuando dice que el sector agropecuario tiene bajo riesgo porque depende del clima y porque los precios de los granos son sumamente volátiles, como hoy están por las nubes antes fueron muy bajos.

Rircardo Delgado

El discurso fue de tintepolítico más que económico y por fin se aclaró lo que tanto se discutía: el destino de los ingresos adicionales por retenciones a las exportaciones.

El anuncio es positivo en tanto y en cuanto se cumpla y el dinero se destine. Un 60% del fondo iría a hospitales y la mejora de la salud pública muy importante.

Sin embargo, es difícil de evaluarlo porque el anuncio se hizo dentro de un conflicto político importante y hay que ver si el campo se siente satisfecho con saber adónde van a ir a parar sus ingresos adicionales y con verlos materializados en obras de infraestructura.

María Castiglioni Cotter

La pregunta que surge es por qué no se hizo nada hasta ahora con lo que se recaudaba con las retenciones. Es una respuesta para poner fin al debate con el campo.

La estrategia del gobierno fue hablar de algo, como la construcción de hospitales, caminos y viviendas, de lo que nadie va a estar en contra. Es como ponerle un moño al conflicto con el campo para demostrar que no se va a dar marcha atrás.