La economía creció 9,1% en noviembre

La economía sigue mostrando datos positivos de aumento en la actividad. Ayer se confirmó que en noviembre creció 9,1%, algo que está en línea con lo esperado. Por datos más recientes y que permiten anticipar ya lo sucedido en diciembre y lo que va de enero, puede verse que se mantiene la tendencia con un desaceleramiento aún ligero. Está claro que en tanto y en cuanto el contexto internacional juegue a favor y haya superávit fiscal se seguirá creciendo. A mediano plazo, la continuidad de este alto ritmo dependerá de inversiones que aumenten la capacidad productiva.

La actividad económica creció en noviembre de 2005 9,1% con relación al mismo mes de 2004 y 0,9% contra octubre. Este dato que difundió ayer el INDEC sirve como anticipo del resultado del PBI, y está dentro de lo que los analistas esperan para el cierre de 2005.

El desempeño observado en la actividad en el período enero-noviembre 2005 mostró un incremento de 9,2%.

Estos números se encuentran en línea con las previsiones de los analistas que estiman para el año pasado un PBI alrededor de 9% mayor. Sin embargo, para este año las estimaciones son más moderadas.


• Perspectiva

Consultado por este diario, Miguel Kiguel anticipó que para 2006 el crecimiento de la economía «va a situarse en promedio en 6,8%, que sigue siendo una buena performance». Para el economista,los resultados exhibidos en el PBI durante los últimos años se debieron a dos efectos combinados, «el rebote de la economía tras la crisis y el crecimiento sostenible hicieron posibles el PBI en torno a 9% en los últimos años; sin embargo, el primero de ellos llegó a su fin y ahora la economía tiende naturalmente a tasas de crecimiento más bajas, ya que los niveles actuales de inversión de 21% del PBI permiten un crecimiento de 4,5%».

Otros especialistas consideran que mientras el gobierno trate de mantener la economía «caliente», factores más relacionados con los ciclos que con las políticas económicas harán que no se puedan alcanzar los niveles de crecimiento observados en los últimos tres años. Así lo considera José Luis Espert: «El gobierno seguirá llevando a cabo políticas fiscales expansivas, manteniendo el actual superávit y gastando todo lo que recaude por encimade éste, pero a pesar del interés de mantener la economía caliente, a partir del segundo trimestre, el crecimiento promedio desestacionalizado entre trimestres bajará de 2% en promedio a 1%».


• Arrastre

Para Espert, la causa de la desaceleración son las condiciones del ciclo, que no serán favorables, a diferencia de períodos anteriores. «Los términos de intercambio seguirán siendo positivos, pero no en los niveles observados. La inflación también incidirá para que no se puedan alcanzar los resultados obtenidos en 2003, 2004 y 2005 y nuestras estimaciones indican que el crecimiento del PBI para 2006 será de 6,2%.»

Finalmente, los economistas coinciden en que 2005 deja un arrastre estadístico y que la economía se irá desacelerando con el correr de los meses.