Sorpresa entre economistas

La mala performance de la industria durante el mes pasado sorprendió a los analistas que proyectaban incluso una tasa de crecimiento positiva. Hay cierto consenso sobre el impacto negativo de la reaparición de la inflación sobre el comportamiento de las fábricas y en las decisiones de inversión que terminan generando un círculo vicioso ante el elevado nivel de utilización de la capacidad instalada.


Jose Luis Espert

• Los datos del segundo trimestre muestran que prácticamente la producción industrial no ha crecido en los últimos dos meses, porque la expansión de 1,5% contra el período anterior está explicada en 90% por la suba de 1,3% de marzo, que fue particularmente muy buena para el sector.

• El motivo del estancamiento es básicamente la mayor inflación, que se ha vuelto un veneno para esta economía. En el primer trimestre del año, cuando la inflacióncreció a una tasa anualizada de 17 por ciento, el PBI subió apenas 0,5 por ciento comparado con el período anterior.

• Hay una relación inversamuy fuerte entre inflación y crecimiento, que nada tiene que ver con factores monetarios. Se debe más bien a la incertidumbre que generaron los aumentos de salarios por decreto, los ajustes logrados por las convenciones colectivas, que no son tan voluntarias como aparentan, el incremento del gasto públicoy las muy volátiles reglas de juego para la inversiónprivada.

Esteban Medrano

• El dato de producción industrial de junio fue notablemente peor que lo esperado. El consenso entre los economistas señalaba una tasa interanual de crecimiento de 7,8%, pero finalmente resultó de 6,4%.

• Hay, además, una evidente desaceleración en la tasa promedio de crecimiento mensual, que es tres veces inferior a la de igual período del año pasado. Es de 0,3 por ciento mientras que a esta altura del año en 2004 era de 0,9 por ciento.

• El freno en la actividad se produce a pesar de que el número de cortes de gas es 27 por ciento inferior a los que se habían registrado en 2004.

• El menor crecimiento sumado a que el nivel de utilización de la capacidad instalada se encuentra muy cerca de sus máximos históricos, y que la incertidumbre política tiende a postergar las decisiones de inversión, afectan la proyección que había para todo el año del sector. Hemos reducido nuestra estimación de crecimiento anual desde 7,3% hasta 6,8%.


Javier Alvaredo

• La evolución industrial de junio es efectivamente inferior a lo que estábamos proyectando, pero no es preocupante y no altera nuestra estimación para todo 2005.

• Hay tres sectores que explican básicamente la caída mensual registrada, que son el de papel y cartón, donde incidió la parada técnica efectuada por una empresa importante del rubro; la industria de minerales no metálicos, que sugiere que junio no será tampoco un buen mes para la construcción debido al mal clima y las lluvias registradas; y finalmente también fue malo el desempeño del sector de metales básicos.

• La inflación no es por ahora un factor alarmante para la industria, porque no se visualiza por el momento en las empresas la tentación de incrementar stocks