Prestartle al Estado, la clave de las ganancias

Sin los intereses que paga el Tesoro y el BCRA, los bancos darían pérdidas

Las entidades financieras ganaron $145M en conjunto en mayo, pero si no se computaran los rendimientos de los títulos públicos del Tesoro y letras del BCR, los resultados hubieran sido negativos.

El dato refleja la dependencia que siguen teniendo los bancos al sector público, en el cual tienen una exposición de 60 % de sus activos totales, que suman $218.000 millones.

Esto si se computan los préstamos que realizan las entidades al Banco Central, en forma de LEBAC (títulos de uno a doce meses), y en menor medida de NOBAC (son títulos a tres años), además de los pases pasivos (préstamos a una semana)

A fin de año entrarán en vigencia una norma por la cual los bancos deberían continuar la reducción en la exposición al sector público, aunque lo que “salva” a las entidades financieras es que el Banco Central – que antes de la crisis no estaba habilitado a emitir títulos de deuda propios- no computa como un préstamo al sector público el hecho los prestamos en letras del Banco Central, como hubiera un riesgo distinto entre prestarle dinero a la entidad que conduce Lavagna o la dirigida por Martín Redrado.

“Para nosotros, la exposición que tienen los bancos argentinos al sector público es muy alta, y los hace muy vulnerables”, dijo Ana Gavuzzo, analista señor del sector financiero para la oficina de Buenos Aires de la calificadora Fitch Ratings.

Para Gavuzzo no hay dudas, “la deuda del Banco Central es parte de la exposición de los bancos del sector público, la cual están en este momento por encima de 50% de los activos totales del sector financiero”, dijo Gavuzzo a Infobae.

Según las cifras del BCRA, los préstamos del sector financiero al Gobierno alcanzan 37.2% de los activos. Esto incluye títulos públicos (BODEN 2012 y 2008, entre otros) por $57694 millones y préstamos por $30235 millones.

Pero según especialistas como Gavuzzo, habría que sumar a esto las colocaciones de los bancos en LEBAC y NOBAC por $39301 millones y pases pasivos por $8320 millones.


Para el economista y consultor José Luis Espert no existen motivos para no computar las colocaciones que hacen los bancos en el Banco Central como préstamos al sector público: “en este momento, los rendimientos pagadas por las LEBAC representan 40% de la rentabilidad de los bancos”, apuntó.

Otros expertos, en cambio, sostienen que el destino de los fondos colocados en el BCRA –distintos a los fondos prestados a la Tesorería-, son motivo suficiente para no considerar los préstamos al Banco Central como créditos al sector público.

Para Ricardo Fuente , de Ecolatina “las LEBAC tienen un objetivo de regulación diferente al de financiamiento de los déficit del sector público no financiero, se trata de un mecanismo utilizado por el BCRA para esterilizar pesos en la economía y evitar excesos de liquidez. Sí me parece válido monitorear si la tasa de interés ( de LEBAC) continúa con ritmo ascendente, se estanca o tiene un punto de inflexión”.


ESPERT: CREDITOS AL BCRA SON EXPOSICIÓN ALS SECTOR PUBLICO

“A mi entender, la deuda que el Banco Central toma en forma de LEBAC, NOBAC O pases pasivos debería computarse como deuda pública, una definición consolidada de lo que es sector público incluye también al CRA”, dijo José Luis Espert, de la consultora que lleva su nombre.

“Esta claro que el argumento que se utiliza para no incluir esta deuda en la contabilidad es que se trata de un instrumento de corto plazo que se utiliza para regular la liquidez”.

El economista dijo también que el Gobierno está digitando la rentabilidad de los bancos con la política de incrementar el stock de LEBAC y aumentar los rendimientos pagados por estos instrumentos, y apuntó que casi la mitad de las ganancias de las entidades financieras el mes pasado se explicaron por los rendimientos de estas colocaciones.