Bueno: se recuperan ventas en supermercados y shopping

El consumo minorista se recuperó en mayo de la caída registrada el mes anterior. Las ventas en supermercados mostraron un aumento de 4,8% a precios constantes, tras haber retrocedido 2,1% en abril contra marzo. En relación con igual mes de 2004, el incremento fue de 8,3%, la mayor suba en lo que va del año.

Según el informe difundido ayer por el INDEC, la facturación de los supermercados ascendió a $ 1.631,7 millones en mayo, lo que sugiere una disminución de 2,7% a precios corrientes, pero un crecimiento de 11,7% en la comparación interanual. La baja de esta serie, esta influida por la desaceleración de la inflación, que luego de haber aumentado 1,5% en marzo, fue de 0,5% abril y 0,6% en mayo

En consecuencia, la suba en la serie a precios constantes pone de manifiesto la recuperación en la cantidad de productos vendidos, mientras la merma de la serie a precios corrientes refleja la caída en el precio de algunos alimentos.

En mayo, el costo de la canasta básica alimentaria bajó 0,1% respecto a abril, mientras que el rubro de Alimentos y Bebidas en su conjunto aumentó apenas 0,2% con bajas importantes en algunos corte de carnes, yogures y el tomate.


• Acumulado

De acuerdo con el relevamiento efectuado por el organismo oficial entre 29 cadenas de supermercados que cubren aproximadamente 97% de la facturación total, las ventas a precios corrientes acumularon una mejora de 12,7% en los primeros cinco meses del año.

En tanto, el comercio en shopping también se recuperó de la disminución de 1% en abril y creció 1,8% en mayo a precios constantes. En relación con igual mes de 2004, los ingresos de estos centros de compras mejoraron 10%.

Las ventas totales a precios corrientes sumaron $ 291,4 millones, lo que implica una baja de 2,5% respecto de abril, y un aumento de 18,1% en relación con mayo del año pasado. Así, en los cinco primeros meses del año, la facturación de los shopping mostró un avance de 26,1%.


Según consideró José Luis Espert, la recuperación del consumo está fuertemente ligada con el cambio de política del gobierno en materia salarial. «En el primer trimestre, la tasa anualizada de crecimiento del PBI cayó a 2% desde 12% desestacionalizada del período anterior», explicó el economista, fundamentalmente debido a «la aceleración de la inflación luego de que el gobierno validara las presiones de sindicatos para continuar aumentando los salarios por decreto».

Según Espert, entre abril y julio, la economía recuperaría el ritmo de subas del segundo semestre de 2004, «impulsada por el aumento del consumo, que crecería a una tasa anual desestacionalizada de 9%».