Buenos Aires: más ingresos por el juego

11 Jun
0

Los ingresos de la provincia de Buenos Aires por lo recaudado con los juegos de azar -bingo, tragamonedas, quiniela y casinos- podrían superar los $ 720 millones este año, casi un 30% más que el año anterior.

"El negocio de los bingos, casinos, hipódromos y agencias genera una recaudación bruta de más de $ 3000 millones de pesos anuales", dijo Silvio Vivas, director de Juegos y Explotación del Instituto de Lotería y Casinos de la provincia de Buenos Aires, que preside Francisco Laporta.

Este y otros temas fueron motivo de debate ayer durante la jornada "Juegos de azar, producción, inversión y generación de empleo", que organizó Codere Argentina, en el hotel Alvear Palace. Vivas participó en un panel en el que también estuvieron Héctor Luna, vicepresidente de Codere Argentina; Sergio Gassaro, vocal de la Cámara Argentina de la Industria de Juegos de Azar (Caija); Jorge Ginzo, coordinador de asesoría legal y técnica del sindicato de trabajadores de juegos de azar, y el economista José Luis Espert, que aportó sus proyecciones sobre la economía para este año.

"La recaudación neta estimamos que llegará a los $ 720 millones", indicó Vivas, que agregó que la suba se debe no sólo al crecimiento del negocio, sino también a "la lucha contra el juego clandestino y a la transparencia en el manejo de los recursos".


Según las conclusiones que dejó, en el cierre del encuentro, Espert acerca de las perspectivas económicas, el país cerrará el año con un crecimiento del 7,1%, cifra que caerá en el primer cuatrimestre de 2006 hasta el 4,7 por ciento.

Para el economista, ese comportamiento se deberá a una merma en la expansión de la inversión, el consumo y las exportaciones. La inversión crecerá este año un 12,8%, el consumo, 6,1%, y las exportaciones, 15% en volumen.

Las condiciones internacionales que empujaron el alza del PBI en 2003 y 2004 -baja tasa de interés de corto plazo en Estados Unidos y precios de commodities altos- no se repetirán en el corto plazo, advirtió Espert.

"Lo que empuja el crecimiento este año es el ingreso de capitales de los no residentes y la caída en la fuga de capitales de los residentes", expresó, aunque aclaró que los argentinos "seguimos siendo fugadores de capitales automáticos".

El año pasado, los fondos transferidos por los argentinos al exterior alcanzaron al 2% del PBI (US$ 3318 millones) contra un 5% durante la convertibilidad.


Espert también destacó el crecimiento del crédito bancario y dijo que, en la actualidad, en contraposición a la convertibilidad, "hay un dólar realista, pero somos pobres".

Comments

    No Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Fields marked * are mandatory.