El Nuevo escenario tecnológico post default

La Argentina presentará hoy los resultados finales del porcentaje de aceptación del canje de la deuda en default. El economista José Luis Espert sostuvo en diálogo con Canal AR que "es un exitazo lograr un 80 % de adhesión al canje donde no se negoció sino que se impusieron unilateralmente las condiciones". Sin embargo, afirmó que la Argentina no salió del default: "eso lo debe determinar un juez del FMI o del G7". ¿Cómo repercutirá en el mercado IT el nuevo rumbo de la economía local? ¿Qué significa haber salido del default para el sector? Carlos Palloti, presidente de la CESSI, Silvia Bidart, consultora del Banco Interamericano de Desarrollo y Andrés López, economista especialista del CENIT dieron su opinión al respecto.

Para cuando usted lea esta nota, el presidente Nestor Kirchner, Lavagna y el equipo de negociadores de la deuda habrán lanzado a la opinión pública el porcentaje final (y oficial) de la aceptación del canje de la deuda en default.

Fuentes del Gobierno aseguran que el porcentaje será mayor al 75%, un verdadero éxito dadas las condiciones en que se trazó el canje. El economista José Luis Espert sostuvo en diálogo con Canal AR que "es un exitazo lograr un 80 % de adhesión al canje donde no se negoció sino que se impusieron unilateralmente las condiciones. De hecho, no hubo un acuerdo con el fondo. Debería tenerse en cuenta que estamos frente quita más grande de toda la historia de la humanidad que se haya hecho sobre un país. La quita que consiguió la Argentina es el doble del promedio de quita que consiguieron los países deudores en los últimos 20 años".

Sin embargo, no atribuyó el alto porcentaje de aceptación del canje a la idoneidad de los políticos argentinos: "El éxito no tiene nada que ver con la propuesta unilateral que hizo este país. Hace dos semanas Greenspan reconoció que no entendía cómo era posible la amorfia de que la tasa de interés a largo plazo baje en Estados Unidos cuando empezó a subir la tasa de corto plazo. Las razones de que haya funcionado el canje no están relacionadas con que Kirchner se haga el macho ante el FMI", polemizó desde las oficinas de su consultora sobre macroeconomía.

Por otro lado, Espert cree que "la Argentina no salió del default" ya que eso es algo que tienen que determinar los jueces de los organismos como el G7 o el FMI y no los mandatarios de un país deudor como la Argentina. "Por ejemplo, el FMI podría ahora pedirnos, como hizo con muchos otros países en situación similar, que el porcentaje de aceptación del canje sea en el orden del 95 o 100% para poder salir del default", aclaró.

Las malas noticias no vienen de todos lados. Aunque el porcentaje de aceptación del canje no sea del 100% y aún no se haya salido del default, la quita lograda va a permitir que durante 2005 se mantenga la incipiente vuelta de capitales extranjeros que se produjo en 2004. "La Argentina podrá redondear un porcentaje de crecimiento de un 7% para este año", vaticinó.

Las tecnologías de la información también se verán beneficiadas por las nuevas variables de la economía local.


EndeudadITos

Andrés López, economista especialista del Centro de Investigaciones para la Transformación (CENIT) tiene varias razones para pensar que las noticias sobre el canje son exitosas: "Yo creo que después de la confianza que va a producir en el mercado el fin del default, las inversiones en la Argentina van a verse estimuladas. Esto provocará que el precio del peso se vaya apreciando cada vez más, no en su sentido nominal, pero sí en cuanto a su relación con la inflación y eso impulsará las inversiones en tecnología y el acceso a los últimos adelantos de manera importante. No se va a volver a la convertibilidad, pero comprar tecnología afuera va a ser más barato".

Por su parte, Carlos Palloti, presidente de la CESSI, parece concordar con López: "La salida del default permitirá que el país comience a cobrar credibilidad en el mercado financiero y vuelvan al circuito de inversiones. Pero de nada servirá si esta reestructuración no tiene continuidad en el tiempo. No es que las inversiones comenzarán a fluir abruptamente", dijo.

"Los que están ligados al crédito internacional no son los empresarios del sector IT, ya que manejan volúmenes chicos. Probablemente sí se beneficien aquellos que exporten tecnología o servicios ya que la imagen del país ha cambiado", explicó.

Silvia Bidart, consultora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y una de las coordinadoras del Foro de Software y Servicios Informáticos, también cree que el país está mostrando notables signos de no ser el mismo: "Vender tecnología es vender confianza. Esta reestructuración de la deuda sienta un precedente a nivel internacional. A partir de ahora, las empresas de los países desarrollados observarán la quita para evaluar posibles acciones".

Bidart cree que además de la salida del default, que seguramente incidirá en el mercado de las TICs, hay otros factores por los cuales empresas de todo el mundo inviertan en Argentina. Esto está relacionado directamente con la escasez de mano de obra IT mundial. "La tecnología es un tema de Estado y esto quedó demostrado con la sanción de las leyes de software y promoción de la industria y con el lanzamiento del plan Estratégico SSI. Por eso, el nuevo escenario político económico que se abre también incidirá en las tecnologías de la información", finalizó.