Opiniones

José Luis Espert (economista): "La recuperación que exhibe la Argentina en ingreso de capitales no está vinculada al resultado del canje de deuda pública, esto se debe a que afuera la plata está regalada. Hay que esperar un poco cuál será la posición que asuman el G7 y el FMI, ya que son éstos los que tienen que emitir un hipotético certificado para permitir un reingreso de Argentina en el mercado de capitales. Aún así, 2005 será un muy buen año".

Julio Piekarz (economista): "La conclusión del proceso de reestructuración de la deuda pública derivará en una mejora en la calificación de riesgo de las agencias internacionales, una baja del riesgo país y valorizará los activos argentinos. La finalización de este proceso le pondrá un piso al mercado bursátil local superior al que tenía hasta la pasada semana.".

Alan Freedman (economista inglés): "Es importante el resultado del canje y ahora tendrá que ser el FMI el que acepte una quita en los pagos. El canje es un cambio en la situación muy importante porque es la primera vez durante 40 años que un país voluntariamente ha reducido su deuda. Con esto comienza un período nuevo".

Ricardo Fuente (economista jefe de Ecolatina): "En el mediano y largo plazo, la salida del default significa que la Argentina vuelve a estar inserta en los mercados internacionales de crédito y que se podrán discutir con mayor profundidad las políticas de crecimiento. Si quedó mucha gente que no entró, que no son fondos buitres es probable que se haga una reapertura, pero debe hacerla el Congreso, porque existe la ley cerrojo".

Mario Blejer (ex titular del Banco Central): "La salida del default es positiva para normalizar la situación del país, pero no es suficiente. Muchas más cosas tienen que pasar para que podamos decir que la crisis ha quedado atrás. Lo fundamental es reconocer que la Argentina ha quedado con un déficit de competitividad bastante importante. La Argentina necesita un proceso sostenido de inversión tanto en infraestructura como en el sector privado y la credibilidad y la confianza son necesarios para recuperar la inversión".

Juan Carlos Melconian (economista): "El gobierno podrá avanzar en la negociación con el FMI en la medida en que el porcentaje de adhesión (al canje) sea alto. El gobierno continúa con más de lo mismo, pero en sus tiempos. Le dice al Fondo: «esto que hicimos ha dado resultado y voy por el intento de mantener superávit primario y continúo con mi intento de mantener el dólar alto, mirando de reojo la inflación y las reformas estructurales que incluyen tarifas de servicios públicos»".