El cuento Chino de Kirchner – "Relativizó China el alcance del futuro acuerdo bilateral"

Frente a la expectativa del Gobierno: para Pekín, la prioridad en la región es Brasil

Consideró “desproporcionada” la versión sobre inversiones por unos U$$ 20.000 millones

China confirmó ayer que funcionarios y empresarios de ambos países negocian las eventuales áreas estratégicas de cooperación bilateral, pero relativizó el alcance del hipotético acuerdo y desmintió que las futuras inversiones puedan ascender a 20.000 millones de dólares, como habían dejado trascender en el más alto nivel del gobierno argentino.

“Muchos medios han mencionado una gran cifra que es exagerada”, afirmó el director de Información del Consejo de Estado chino, Yang Yang. El funcionario, que llegó a Buenos Aires como anticipo de la visita del presidente de su país, Ju Hintao, la semana próxima, destacó que la cifra estimada por funcionarios argentinos es “no oficial y de no adecuada proporción”, comentario con el que provocó duras críticas contra el Gobierno desde la oposición y el empresariado.

Yang explicó además que “hasta el momento no han sido estudiadas las áreas de complementariedad de las dos economías, lo cual requerirá estudios más profundos”, al tiempo que señaló a La Nación que su gobierno mantendrá a Brasil como prioridad en las inversiones en la región. De hecho, Hu estará en la Argentina sólo dos días, mientras que su visita a Brasil será de cinco días.

Anoche, en declaraciones televisivas, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, admitió que los acuerdos con China “no están cerrados”.


China baja las expectativas argentinas

En una entrevista con LA NACION, el director de la Oficina de Información china sostuvo que el monto era "desproporcionado"

· Dijo que Hu firmará convenios con Kirchner, pero aclaró que deben definirse las áreas

· Ponderó la relación con Brasil, de mayor volumen que con nuestro país

En su justo término, el gobierno de China da más prioridad a Brasil que a la Argentina. Sobre todo, dijo en una entrevista con LA NACION el director general de la Oficina de Información del Consejo de Estado chino, Yang Yang, "por los volúmenes de intercambio". De ahí que, en su inminente gira por América latina, el presidente Hu Jintao estará más tiempo en Brasilia y San Pablo que en Buenos Aires.

En dos días, Hu firmará "varios documentos" de integración con su par Néstor Kirchner, dijo Yang, pero, agregó con intención de poner las cosas en su lugar, ello no significa "una inversión de 20.000 millones de dólares, como leí, sorprendido, en la prensa argentina".

La cifra, surgida de trascendidos impulsados por funcionarios gubernamentales argentinos, es "exagerada" y "desproporcionada", según Yang, egresado con una maestría en administración pública de la Universidad de Harvard.

Fueron los términos más apropiados que halló después de que, durante la presentación del ciclo cultural "China más cerca" en un hotel céntrico, el intérprete tildara erróneamente de "espantosa" la posibilidad de un desembolso semejante.

Antes de su aparición en público, Yang había sido advertido sobre los montos "no muy razonables" de los cuales se hablaba en la Argentina. En todo momento, su palabra procuró apuntar hacia "el largo plazo", de modo que, a raíz de la expectativa generada, la primera gira de Hu por América latina después de haber asumido la presidencia en marzo no se convierta, en especial en la Argentina, en algo así como la llegada de Papá Noel.

"El problema es que, antes de la firma de los documentos, necesitamos saber cómo vamos a definir las áreas concretas -dijo Yang-. Estoy informado sobre los acuerdos que se van a firmar, pero no estoy autorizado a decir de qué se tratan. Nosotros estamos planteando una cooperación estratégica a largo plazo en áreas específicas, como la aviación, la exploración espacial, el comercio exterior, la educación, la producción, la manufactura, los servicios y la infraestructura."

En la avanzada del viaje que Hu emprenderá del jueves próximo al 23 de este mes por la región, cuyo punto culminante será la XII reunión informal de dirigentes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que se hará en Santiago de Chile entre el 20 y el 21, Yang ponderó los vínculos culturales entre China y la Argentina, plasmados en una exhibición de objetos antiguos de bronce en el Museo Nacional de Arte Decorativo y en un espectáculo de cantos y danzas orientales en el teatro Opera.

La visita de Estado que hará Hu a la Argentina será en retribución a la realizada en junio por Kirchner a China, poco después de que fuera Lula. Para la mayoría de sus compatriotas, según Yang, la Argentina "es un país lejano del que no se conoce mucho", excepto el tango, el fútbol y, en menor medida, el polo, así como el "Martín Fierro", "Don Segundo Sombra", "Facundo", "Radiografía de la Pampa", "El túnel", "Sobre héroes y tumbas", "Rayuela", "Nunca más" y la obra completa de Borges.


Irrigar el árbol

En Buenos Aires, Yang compró discos de tango, "que trato de bailar, pero no bailo", dijo, sonriente, mientras ponderaba el fútbol y recordaba haber visto, entre otras películas argentinas, "La historia oficial". En resumen, dijo, "tenemos una base, pero debemos irrigar ese árbol para que crezca".

En China, según Yang, "sabemos que la Argentina ha tenido un alto nivel de desarrollo", "que ha sido uno de los primeros 10 países del mundo" y "que tiene ricos recursos naturales". También "sabemos que la economía tiene sus propios problemas y que hay lecciones que podemos aprender".

Desde Pekín, según partes gubernamentales, se establece una distinción entre los países de la región que visitará Hu: "China ha establecido con Brasil una asociación estratégica en múltiples campos, mientras que durante el siglo XXI espera poder establecer sólidas y estables relaciones de cooperación con Chile y la Argentina y conservar la tradicional amistad que desde hace mucho tiempo se tiene con Cuba".

En 2003, el volumen comercial entre China y América latina alcanzó una cifra récord: US$ 26.806 millones, un 50,4% más que en 2002. Con la Argentina, según Yang, el intercambio entre enero y agosto ha sido de 2600 millones (500 millones de exportación china y 2100 millones de importación argentina). Ese volumen, dijo, podría elevarse a 10.000 millones. Más allá de las especulaciones sobre un virtual apoyo de China para la reforma de organismos de crédito, como el Fondo Monetario, o para el pago de la deuda, Yang se limitó a señalar que "nuestra situación es estable y estamos satisfechos".

Si de oposición a Washington se tratara, otra especulación, su gobierno dejó entrever un tono conciliador: "Desde que Bush asumió la presidencia, China y los Estados Unidos han logrado avances significativos en la cooperación en diferentes ámbitos, cooperación que ha reportado beneficios sustanciales para ambos países y ha tenido un papel positivo en el mantenimiento de la paz y el desarrollo en Asia-Pacífico y el resto del mundo". Lo firmó, y lo afirmó, Hu después del triunfo de su par norteamericano en las elecciones del martes pasado