Sigue la polémica por el alcance del fallo pesificador

El presidente de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra), Carlos Heller, desestimó ayer los recientes fallos judiciales en contra de la pesificación y consideró que, de a poco, los tribunales inferiores se van a ir alineando con el criterio de la Corte Suprema.

Por su parte, el ministro de la Corte Eugenio Zaffaroni reiteró que, a su modo de ver, la decisión que la mayoría de su Tribunal tomó en el "caso Bustos", hace diez días, "no es obligatoria", tal como vienen interpretando los tribunales inferiores.

"Creo que la gente que integra la Corte tiene un origen muy dispar en cuanto a las propuestas conforme a las cuales votaron, por ejemplo, en el caso de la sentencia que avaló la pesificación", señaló Zaffaroni, como explicación de que el fallo no tuvo tintes políticos. Sin embargo, el mismo juez dejó abierta la posibilidad de que alguno de sus colegas pueda sumarse a la doctrina que él desarrolló en su voto acerca de que a los ahorristas con menos de 70 mil dólares en el corralito no se les debería aplicar la pesificación.

Este criterio, y no el de la mayoría de la Corte, es el que utilizaron esta semana cuatro jueces de primera instancia (en Concepción del Uruguay, Rosario y la Capital) y dos Cámaras Federales (la de La Plata y la del fuero Contencioso Administrativo de la Capital). La polémica judicial, que seguramente se pronunciará desde esta semana, podría extenderse hasta que la Corte vuelva a pronunciarse sobre el tema.

Heller opinó que "está claro que los tribunales inferiores no tienen la obligación de ajustarse a los fallos de la Corte. No obstante, hay un razonable uso y costumbre, habida cuenta de que los fallos de la Corte sientan jurisprudencia, de que los inferiores se vayan alineando en esa dirección". Eso es lo que no ocurrió hasta ahora.

El juez Martín Silva Garretón, del fuero en lo Contencioso Administrativo federal de la Capital, a su vez, criticó al ministro de Economía. En el coloquio de IDEA, en Mar del Plata, Roberto Lavagna había relativizado la vigencia del derecho de propiedad en situaciones de emergencia como la que la Argentina vivió en 2002. Silva Garretón le respondió con dureza: "Si no fuera porque es patético, sería cómico. Que un ministro diga que esto ha venido a demostrar la inutilidad del derecho de propiedad si no se dan ciertas circunstancias, es poner el carro delante de los caballos."


En tanto, el economista José Luis Espert sostuvo que "demasiada suerte tuvo el sistema bancario en no tener corridas después del fallo pesificador". Y agregó que "la gente debería tener en claro que los propios banqueros salieron a defender la pesificación".

En cambio, Heller insistió en que "un fallo que hubiera dicho que fue inconstitucional la pesificación hubiera puesto en dificultad todo el canje de la deuda. Ahora, el Presupuesto 2005 reconoció la constitucionalidad de la pesificación y esto sienta un marco jurídico más claro".

En declaraciones radiales, Zaffaroni no se metió en cuestiones económicas. Pero recalcó que él va a mantenerse en la diferenciación entre ahorristas según los montos depositados