Para los economistas, los límites serán estériles y perniciosos

Los analistas coincidieron en que no frenará la caída del dólar y que perjudicará el crédito

Las medidas de control al ingreso de los capitales golondrina generaron un amplio rechazo entre economistas y operadores del mercado, donde se consideró que esa clase de inversiones consideradas "de riesgo", por el momento, no influyen sobre la cotización del dólar.


Daniel Artana ( FIEL) :
"Por lo habitual, los controles al ingreso de capitales de corto plazo se usa para que no se produzcan burbujas de crédito y evitar que cuando se vayan dejen un problema financiero. Restricciones como éstas no se ponen para controlar el tipo de cambio. Hablar de burbuja de crédito cuando la Argentina tiene todavía un sistema financiero que está saliendo de la crisis, marca que esto no tiene mucho que ver con lo que se discute cuando se habla de controlar la entrada de capitales".


Aldo Abram (Exante):
"En la Argentina no tenemos ingreso sino fuga de fondos, puede ser que tengamos algún capital especulativo pero el saldo es negativo. El único capital al que vamos a tener acceso es el de alto riesgo, por lo tanto, restringir su ingreso perjudica a los más débiles, porque se limita la posibilidad de incrementar el crédito interno".


José Luis Espert: "Cuando Chile impuso un control de capitales era una economía que estaba en régimen, normalizada. Me parece que es lamentable que la Argentina, cuando algo no nos gusta, dicte medidas al estilo bolchevique. Bajar la tasa de interés de las LEBAC, ya que el Central está pagando 7 u 8 por ciento. Si siguen entrando capitales golondrina y no les gusta, que pongan un requisito de liquidez para los depósitos a plazo fijo cortos y después impongan penalidades para los que mantienen capitales que no ingresan por más de 180 días".

Luis Alvarez (Merval): "Las medidas que regulan o restringen el libre movimiento de capitales no son bien recibidas por los mercados. La forma de favorecer el ingreso de capitales de más largo plazo o vinculado a inversiones productivas es, sin lugar a dudas, adoptar las medidas que aseguren la previsibilidad de la economía, resolviendo cuestiones tales como la renegociación de la deuda externa y asegurando la estabilidad jurídica o el respeto al derecho de propiedad. De esta forma, la Argentina se transformará en un país previsible, generando naturalmente las condiciones necesarias para que los capitales que hoy abundan en el mercado internacional ingresen en sectores productivos, además del financiero y bursátil.