Los gurúes comparten el optimismo oficial

Los economistas se mostraron de acuerdo con las proyecciones optimistas del Ministerio de Economía. Aunque reflejaron un mayor grado de cautela, no descartaron que el primer semestre del año culmine con un crecimiento de 5%.

Orlando Ferreres, de Ferreres & Asociados, precisó que hasta febrero del aumento en la actividad fue de 3%, y que puede subir dos puntos más a lo largo de los siguientes meses.
"Puede llegar a 5% porque el año pasado la recesión se profundizó a partir de marzo", explicó el economista.

Para Ferreres, el impulso estará liderado por la industria, la construcción y el sector agropecuario. No obstante dijo que a partir de marzo se verificó una desaceleración debido a la incertidumbre electoral. "La recuperación no tuvo continuidad, pero al menos hay un piso de 3%, agregó".

En tanto, José Luis Espert pronosticó un poco menos del 5%. Para este analista, el crecimiento rondará 4.5%. "La recuperación se da por el lado de la demanda doméstica, el consumo sube 3% y la inversión 10%", comentó. Según Espert, la incidencia del comercio exterior no es relevante, ya que el 80% del PIB es doméstico.

En la misma línea aunque un poco por debajo del número oficial, Esteban Fernández Medrano, economista de Macrovisión, proyectó un aumento de actividad del orden de 3.3% para el semestre y 3, 4% para el año. "Todavía no hay rebote en la parte de consumo, aunque si en inversión. Se observa una dicototmía entre ofereta y demanda, el indicador de actividad industrial va mejor, la construcción también, pero el consumo a duras penas está estable". Resaltó.

IB&CP, FIEL y el Estudio Broda también consideraron un crecimiento anual del orden de 3%.