No hay soporte político para tener acuerdo con el FMI

El economista José Luis Espert dijo, en Radio 10, que las consecuencias de caer en default se sentirán en el futuro cuando a la Argentina le ”cueste reinsertarse en el mundo”

En ese sentido, señaló que “el año pasado (la deuda externa) representaba 60 puntos del PBI, mientras que hoy representa 150 puntos. El devengamiento de intereses era de cuatro puntos del Producto y ahora es de nueve”.

“No hay ninguna chance de pagar siquiera un tercio. La dureza con que hay que negociar es extravagante. Hasta ahí estoy de acuerdo. Pero, cuando meto la negociación en medio de la política, es una payasada”, porque, según consideró, la baja en el IVA es “sidra y pan dulce”, estrategia que los argentinos ya advirtieron, según Espert.

Además, declaró en Radio 10 que “lo más grave es cuánto dificulta (un posible default) la reinserción de la Argentina en el mundo”. El economista explicó que fueron claramente explicados los cuatro motivos por los que no hay acuerdo: “No hay soporte político para tener acuerdo. En
la cuestión técnica hay tres temas: el tema fiscal, del ancla monetaria, es decir, los amparos, y las tarifas públicas. Si tomo como una isla la negociación, hay que negociar duro”.

“En medio de toda la política económica (bajar el IVA) es una payasada – reiteró-. Lavagna anuncia que Argentina vuelve a negociación con baja de precios con empresas. Dejémonos de hinchar con esta cosa soviética”.