Menem fue una persona bastante ladrona

Acostumbrados a escuchar a los economistas referirse a números, cálculos y recortes a todas las áreas, José Luis Espert sorprende hablando sobre la importancia de la inversión en la educación para el futuro económico y social del país.

"Default más devaluación" ¿qué resultado le da esta ecuación?

Esta devaluación ha sido un acelerador importante para generar la peor crisis en la historia del país. Hoy tenemos bancos destruidos, AFJP destruidas, también los servicios públicos, incluso la confianza de los argentinos y del mundo en la Argentina. Acá los que vinieron eran directamente asesinos, y los anteriores también, no sólo Menem.
El fue una persona poco escrupulosa, bastante ladrona, que hizo un plancito para enriquecerse un tiempo y figurar en el primer mundo. No es gente a la que le importe el país. Pero para no llorar sobre la leche derramada hay que pensar en qué hacer hacia adelante.

¿Qué hay que hacer?

Hay que hacer reformas muy groseras en materia política, educativa y técnica económica. Si no hacemos esto es difícil que salgamos del pantano. El arreglo con el FMI tal vez alivie un poco el horizonte de este gobierno, pero no es la solución. Hace falta un cambio de paradigmas.

¿No es muy común escuchar a una economía hablar de la importancia de la educación?

Yo porque soy una persona muy ideologizada, no soy un economista que suma y resta, me preocupa muchísimo el país. Hay que introducir reformas educativas para que la gente entienda por ejemplo, que la crisis actual no es un problema del capitalismo. El problema es que bajo el estigma del capitalismo se ocultó una manda de ladrones.

¿Qué puede pasar en San Juan con este gobierno que pretende declararse en quiebra para no pagar las deudas a sus proveedores?

Si hacen eso yo le pronostico algo muy malo para la provincia, porque ésa no es la manera de relacionarse. Si usted vivió de prestado no puede decirle a su acreedor que lo que le prestó se lo pague Dios. La manera civilizada de relacionarse en el mundo de hoy es decirle: "Perdóname, no te puedo pagar ya, no tengo plata. Dame plazo, dame quita y yo te garantizo un plan fiscal muy clarito. Voy a poner gente en la calle, voy a achicar los salarios, voy a reducir estructuras y a disminuir municipios". Así es como se solucionan las cosas, no mandándolo al cuerno al acreedor. Si hace eso el gobierno lo pueden pasar mal.

¿Qué papel ocupan las exportaciones en un plan sustentable de crecimiento?

Vivir de lo que no le puede vender al mundo es lo único que podrá hacer que el país tenga crecimiento sustentable. Debería ser la nueva manera de vivir para Argentina y dejar de hacerlo como en las últimas siete décadas: no comerciando con nadie o cuando nos abrimos un poco nos endeudamos tanto que terminamos en un zafarrancho como este default más la devaluación.

Pero para las exportaciones, ¿no es positiva la devaluación?

¿El valor del dólar importa para exportar? Sí, importa. ¿Es lo único que importa? No, no es lo único. Por más que exista un tipo de cambio alto, si por la causa que sea el que vende se transforma en impresentable frente al mundo como es el caso de Argentina hoy, que no tiene crédito de nadie, no va a haber exportaciones altas. Cuando hay tanto lío macroeconómico, el valor del dólar para exportar ni importa nada.

¿Se puede salir del corralito?

Se puede salir del corralito y hacerse pomada o terminar bien. Las formas de hacerse pomada son dos: emitiendo dinero a lo pavote no hacer reformas para ganar credibilidad, y otra es a través del bono compulsivo.

Hay una manera sola de hacerlo bien: Hacer la reforma para recupera la credibilidad con gente honesta e idónea manejando el país, con una reforma educativa y técnica macroeconómica bien implementada. Con credibilidad la gente demanda pesos y usted puede cambiar por pesos los depósitos de la gente.