El aumento de gasto público devoró el mayor ingreso fiscal

El gobierno está relajando el control del gasto público en los últimos meses, desaprovechando así el aumento en la recaudación impositiva. Las variaciones más alarmantes se están produciendo en ingreso de personal -puntualmente los contratados- y en "bienes y servicios".

Para esto se dejan pagos de intereses dado que el país se encuentra desde enero en default.

Concretamente, el primer semestre cerró con una suba de las erogaciones (sin contar pagos de intereses) de 132 millones (ver Cuadro 1) pero hay que considerar que este año rige a pleno la reducción de 13% de haberes a estatales y jubilados, que en la primera parte de 2001 no ocurría.

Esto significa que, en principio, si el gobierno de Duhalde hubiera congelado las partidas, en los primeros seis meses el gasto comparado con 2001 debería haber bajado automáticamente $ 1.500 millones (250 millones por mes) sólo por el efecto de esa reducción de 13% de haberes.

Pero subió $ 132 millones, lo que en definitiva muestra un incremento de 1.632 millones en la comparación. Concretamente: se les bajó el sueldo a los empleados públicos para tomar más empleados públicos en forma de "contratados".

Hay que tener en cuenta que en los primeros meses del año se pusieron al día pagos correspondientes a 2001 ya que el entonces ministro Cavallo dejó impagos proveedores y hasta transferencias a provincias. Precisamente hubo alrededor de $ 400 millones que, en el primer trimestre, se giraron a provincias y que en realidad correspondían a compromisos impagos de Cavallo a interior. Lo mismo sucedió con pagos de servicios, incluyendo los de electricidad y teléfonos que estaban retrasados. Que el Estado achique sus deudas con pagos está bien y ayuda a la actividad económica. Que "contrate" tanta gente, no.


Personal

Donde se nota un incremento importante es en la planta de personal del Poder Ejecutivo, en el segmento de los "contratados". De enero a abril (Cuadro 2) se pasó de 5.109 personas a 6.874, lo que implica un aumento de 34,55%, dato que no sorprendió a los analistas por los nombramientos que a diario leían en el Boletín Oficial. El personal permanente y transitorio prácticamente se mantuvo constante (datos del Ministerio de Economía o www.mecon.gov.ar) desde los 241.731 personas en enero a las 242.108 en abril.

También impacta fuerte en las cuentas el Plan Jefas y Jefes de Hogar Desocupados. Este aumento del gasto social, no existente en 2001, se iba a financiar inicialmente con 1.000 millones de dólares que provendrían del acuerdo, hoy demorado con el Fondo Monetario. Este aumento del gasto público se produjo sin las partidas para "obra pública" previstas para los próximos meses. Si se otorgan, se agravará la situación de un gobierno que administra con escasa seriedad y sigue en la postura de "gastar antes de saber de dónde provendrán los ingresos".

Las proyecciones para todo 2002 contemplan un fuerte incremento del gasto. Según el economista José Luis Espert, "este año va a cerrar con un total de erogaciones, sin contemplar pagos a provincias, por 34.200 millones, cuando en 2001 fue de 33.200. De todas maneras, es un aumento mayor del gasto, ya que este año la reducción de 13% a los haberes de estatales y jubilados rige todo el año cuando en 2001 fue de cinco meses a partir de agosto. En síntesis: si se hubiera congelado el gasto, se debería haber mantenido en $ 31.400 millones pero trepa a $ 34.200 millones.