Los economistas critican con dureza el Presupuesto

Los economistas consideraron que el Presupuesto 2002 que armó el Gobierno es completamente irreal. Mientras hubo quienes pronosticaron una inflación de dos dígitos, en lugar del 8% oficial, otros advirtieron sobre una nueva hiperinflación.
Hay quienes opinaron que hacer un pronóstico es imposible.

Para el economista José Luis Espert, la caída mínima de la actividad será de 10%, en lugar de 2% como fijó el Presupuesto. "Tampoco se va a crecer en el cuarto trimestre del año, como dice el Gobierno", agregó.

El economista recomendó una baja de gasto primario real de 10.000 millones, y aseguró que el texto contempla un ingreso falso, que es la emisión de 3.000 millones de pesos como ganancia por la devaluación, que se realiza al emitir pesos e igualar las reservas a la base monetaria con la nueva paridad. "Es un presupuesto para la gilada.
Sobrestima los ingresos y subestima los egresos.
Además, la inflación será cercana a 20%, con riesgo de hiperinflación si la demanda se cae", agregó.


El proyecto oficial establece un déficit de $2.700 millones de pesos, y un recorte de gastos de 15%.

Aldo Abram, director de Exante, sostuvo que se hicieron estimaciones muy optimistas, y que por la incertidumbre cambiaria y la inseguridad jurídica no habrá reactivación
por varios meses. "Caerá la actividad, y habrá una disminución tremenda en la inversión y el consumo, junto con una marcada tendencia a la hiperinflación a medida de que se vaya a un cambio flotante", dijo.

Según Abram no se puede proyectar nada en el país. La única forma es tener estabilidad cambiaria y monetaria. También destacó que con las últimas medidas el Gobierno provoca una destrucción del sistema bancario y, con esto del ahorro, la inversión y el consumo.

Para el economista Juan Carlos de Pablo el Presupuesto se definirá día a día, y no tiene ningún sentido hacer proyecciones. "Yo no hago estimaciones y no entiendo como alguien se anima a hacerlo", resaltó el peculiar economista.

Federico Muñoz, de Muñoz & Asociados, predijo que en un escenario optimista el PIB descenderá 7%, puede que la caída puede ser mayo. Asimismo, comentó que hay proyecciones externas de estiman a 3,50 pesos el dólar. "Me preocupa la emisión de 3.000 millones de pesos para financiar déficit fiscal.
Es muy peligroso que se emita para endeudarse, eso es parte de nuestra trágica historia. Es imposible que la inflación sea de un dígito", remarcó.

Por su parte el Gobierno continuó ayer dando detalles del presupuesto, que enviará la semana próxima al Congreso.
El viceministro de Economía, Jorge Todesca, aseguró ayer que el no habrá recortes en el área social.