El jardín de las delicias

La pelea en el Senado tiene dos aristas bien claras y al mismo tiempo diferentes. Por un lado, Chacho Alvarez está golpeando contra De Santibáñez que encarna la ortodoxia dentro de la Alianza a la cual Alvarez odia. Por otro, hay una pelea dentro del PJ entre los menemistas (Alasino) y los antimenemistas (Cafiero).En cualquiera de los dos casos se ha desnudado algo que los políticos hasta ahora habían mantenido en silencio: que por cada ley votada hay un poquito más de enriquecimiento ilícito.

Tizado a la Secretaría de Industria es como King Kong en una cristalería. Si seguimos así, la apertura de la economía será un lindo recuerdo.

Ruckauf es sinónimo de delirio en materia de política económica.

Las ventas de los shoppings crecieron por segundo mes consecutivo en julio. Esto se debió a cambios en las estrategias de comercialización más que a los aumentos reales en la facturación.

En los supermercados las ventas siguen cayendo. La deflación en este segmento es imparable.

La construcción creció en julio por segundo mes consecutivo. De todas maneras, todavía se encuentra 10% por debajo del año pasado y además las expectativas futuras de los empresarios del sector no son buenas.

Muy preocupante: el déficit fiscal hasta ahora es el mismo que el año pasado.

Ayer el INDEC dio a conocer los datos de julio de ventas en supermercados, shoppings y la construcción. La conclusión es que este año la demanda interna ya está jugada a que estará por debajo del año pasado: el consumo sigue mal y también la inversión.

Las exportaciones serán las únicas que crecerán gracias a Brasil.
De todas maneras, hay que remarcar que la construcción lleva dos meses consecutivos de suba desestacionalizada, o sea, puede ser que haya comenzado una recuperación desde el mínimo de mayo de 2000.

Bien los depósitos. Afortunadamente ni los rumores sobre la renuncia de Machinea ni el escándalo en el Senado provocaron alguna corridita. Tampoco hubo problemas con las reservas del Banco Central.

También es bueno que las tasas de las LETES no hayan subido. El punto central aquí es que el gobierno ya tiene casi cerrado el programa financiero del 2000. Greenspan nos dio una gran ayuda al no subir las tasas de interés y probablemente no lo haga hasta el 2001. Si el ruido político interno amaina; un poco, las tasas de interés domésticas deberían permanecer tranquis hasta fines de mes.

El euro por el piso es nuevo.

El apretón monetario en Japón hizo que se revalorizara el yen.

Las comodities agrícolas están y seguirán regulares.