Economistas privados rechazan programa gubernamental de "compre nacional"

Economistas privados rechazaron hoy un programa gubernamental que pretende aplicar el régimen de "Compre Nacional" para favorecer el desarrollo de las industrias radicadas en el país.
Se trata de un régimen ya vigente en distintos países, entre ellos Estados Unidos, que promueve que el Estado y sus dependencias compren sus insumos en industrias nacionales.
Los expertos dijeron que sería una mala señal para los capitales externos".

"Es una pésima receta …todo lo que implique subsidios y protección no va en el camino debido", manifestó el economista Manuel Solanet, presidente de la consultora privada Inversiones Fusiones y Participaciones (Infupa).
Indicó que "hay mucha presión de lobbies industriales Para que haya anuncios de este tipo" y explicó que "sería una mala señal que se acceda a estas presiones y aparezca el Compre Nacional".

José Luis Espert, otro economista independiente, calificó de "nefasta" la iniciativa y consideró que aplicar el Compre Nacional "es como volver a la época de las cavernas".

Los industriales han solicitado al ministro de Economía, José Luis Machinea, que reglamente el Compre Nacional, un decreto que existe desde 1991, cuando estaba en el poder el anterior gobierno del presidente Carlos Menem.
De acuerdo a la reglamentación del Compre Nacional o Argentino que estaría por firmar en los próximos días el presidente Fernando de la Rúa, las empresas de servicios públicos que han sido privatizadas deberán comprar sus insumos en la Argentina en caso de que los fabricantes locales se los ofrezcan al mismo valor que los proveedores extranjeros.

La reglamentación, publicada hoy por el diario Clarín y que sería anunciada el próximo martes, involucro las compras que efectúe el Estado nacional, provincia¡ y municipal. También las empresas públicas, las reparticiones estatales y las concesionarios de los servicios públicos deberían regirse por esta reglamentación.
El Compre Nacional regiría para toda compra que supere los 150.000 dólares.
Las empresas que no cumplan con estos requerimientos serán sancionadas, de acuerdo al documento que estaría por firmar el presidente.
Las empresas concesionarios de los servicios públicos explotan el gas, la electricidad, el agua y la telefonía. Las firmas concentraron sus compras de insumos en sus naciones de origen, principalmente en España, Italia y Francia. Es por ello que se oponen al Compre Nacional.

El gobierno considera que el Compre Nacional podría generar 230.000 nuevos puestos de trabajo que aliviarían la situación de los 4 millones de personas con problemas de empleo en el país.