Fuertes críticas al Presupuesto 1999

El Ministerio de Economía confirmó que en el proyecto de Presupuesto nacional para 1999 no se contempló la rebaja de aportes patronales establecida en la reforma tributaría. Como fue anticipado ayer por Ámbito Financiero, el gobierno eligió computar un incremento de recaudación por la reforma de $ 400 millones, pero no definió claramente cuál será la reducción de aportes y en qué momento se realizará durante el año próximo.

De todas formas, la oposición ayer ya atacó con un argumento técnica: el Ministerio de Economía no podía contemplar en el proyecto ni el aumento de ingresos ni la baja de aportes.
Es que los cambios impositivos todavía no están aprobados y la Ley de Administración Financiera del Estado exige que el presupuesto se redacte en base a leyes sancionadas.

Ayer se conocieron más detalles del proyecto de presupuesto para el año próximo. Por ejemplo, en el artículo 11 curiosamente se incluye una autorización para contraer deuda por $ 20 millones destinada a la "compra e instalación de pistas, una por provincia, para la práctica de atletismo". Resulta extraño que en medio de un plan de austeridad en el gasto y de freno de la obra pública el gobierno nacional se dedique a la construcción de este tipo de pistas.

También trascendió que el equipo de R. Fernández está decidido esta vez a, realmente, ponerle un tope a las jubilaciones que paga el sistema de reparto estatal. El año pasado Economía había pedido que se estableciera por ley un techo de $ 2.500 paras las jubilaciones estatales. Pero el Congreso no le hizo caso y eliminé ese artículo del proyecto. Este año los $ 180 millones de ahorro que esa medida puede generar están contemplados en el gasto.
Por lo tanto, si los diputados no aceptan el pedido del ministro deberán encontrar otra fuente de financiamiento para esos fondos.

Una de las secretarías mas criticadas este año es la de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, a cargo de María Julia Alsogaray. Dentro de los cambios presupuestarios, tiene el incremento más alto, aunque algunos lo justifican por el traslado a su área del ENOSA, ente dedicado al saneamiento, por $ 400 millones.

Cancelación

En el plano de la deuda, el gobierno cancelará el año próximo $ 17.000 millones y renovará obligaciones por $ 22.000 millones. Varios economistas se dedicaron ayer a criticar el proyecto de Presupuesto ’99. "Es un presupuesto más que voluntarista. Me parece una entelequia, creo que la probabilidad de poder cumplir las metas de recaudación es muy baja. Así que veo que es un ejercicio intelectual como a veces suelen ser los presupuestos", dijo José Luis Espert, de Econométrica.

Manuel Solanet tampoco se dedicó a alabar las predicciones de R. Fernández: “No se trata de que el presupuesto deba incorporar una buena expresión de deseos; el presupuesto, desde el punto de vista de los recursos, desde el punto de vista de los gastos, es una autorización para gastar, por lo tanto debe ser muy prudente en las hipótesis de crecimiento porque si se equivoca en el pronostico, la autorización de gastar ya fue hecha”.

Pensamiento

Para Daniel Artana, economista de FIEL, la previsión de un crecimiento de 4,8 por ciento para 1999 no es correcta:
"A mi me da la sensación de que es muy optimista, nosotros estamos previendo números sensiblemente menores, pero depende
un poco de cómo evolucione la situación internacional. Nosotros tenemos una visión más pesimista respecto de las perspectivas de crecimiento del año que viene", dijo.

Sabiendo que le va a tocar defender hasta lo indefendible, Oscar Lamberto, presidente de Presupuesto y Hacienda de Diputados, comenzó ayer a practicar el discurso: "Desde que yo me acuerda, siempre, y fundamentalmente los sectores de la oposición, dicen que están exageradas las metas, que el crecimiento es más grande que el previsto.
Esto ocurre casi todos los años y después en materia de crecimiento tiene razón el ministro o tiene razón el Presidente, que siempre tiene una percepción bastante más certera que sus propios técnicos", explicó.