Ya se excede en $ 2000 millones déficit del ’98

El cumplimiento de las metas fiscales con el FMI para 1998 prometen ser muy conflictivas internamente porque el gobierno deberá combinar un poco de tres cosas nada "simpáticas". La sanción de un paquete fiscal que aumente los impuestos, la no ejecución de parte del gasto público presupuestado y la realización de "creative accounting" (computar recursos que no son impuestos como si lo fueran) en cantidades similares como en 1997.

El déficit que el gobierno hará oficial en 1997 será de u$s 4.400 millones. Sin embargo, el verdadero alcanzará los u$s 5.340 millones, o sea, u$s 940 millones superior como consecuencia de que las cifras fiscales del gobierno no incluirán como déficit al desequilibrio de las Cajas Provinciales de Previsión Social por u$s 138 millones e incluirán como ingreso la privatización de las acciones de los empleados de YPF por u$s 280 millones, el inexistente adelanto de utilidades del Banco Hipotecario Nacional por u$s 283 millones y u$s 238 millones por los intereses capitalizados de los Bonos Cupon Cero que hacían de collateral de los Brady Bonds rescatados en setiembre pasado.

Un ejercicio interesante para proyectar el resultado fiscal de 1998 (la meta convenida con el FMI es de u$s 3.500 millones) es tomar como punto de partida el déficit de 1997 sin "creative accounting" (contabilidad creativa), o sea, a los u$s 5.340 millones de verdadero déficit fiscal.

A partir de ahí, el desequilibrio para 1998, crece en u$s 909 millones por el aumento de los intereses de la deuda pública (pasan de u$s 5.848 millones en 1997 a u$s 6.757 millones en 1998) y en otros u$s 1.492 millones por el aumento que está programado en el Proyecto de Presupuesto de 1998 para los gastos primarios (salarios, jubilaciones e inversión pública).
De esta manera, se llega a una cifra negativa de u$s 7.741 millones

En este estadio del análisis habría que introducir todos aquellos elementos de mejora de la situación fiscal y que harían que el déficit fiscal proyectado para 1998 sea inferior a los u$s 7.741 millones. Ellos suman u$s 2.043 millones:

1)Durante 1997 el Tesoro pagó a las Provincias u$s 230 millones por la garantía de coparticipación que se le adeudaba desde 1996. Dado que durante el presente año, la Nación no usó este mecanismo para financiarse, no se ha generado ninguna deuda por este motivo.

2) La recaudación que el Gobierno estima colectar en el Proyecto de Presupuesto para el año próximo es superior a la de 1997 en u$s 4.300 millones (8,6% de aumento). El problema es que la mencionada estimación oficial se hizo bajo la hipótesis de que la economía crecería 5.8%, cosa que no ocurrirá de ninguna manera con el cambio de la situación internacional para países fuertemente endeudados externamente como la Argentina.
De esta manera, suponiendo un crecimiento más moderado del 3% del PBI para 1998 y dándole un crédito muy importante a la lucha contra la evasión, la recaudación crecería como máximo u$s 2.860 millones (5,7%), con lo que el resultado fiscal mejoraría en u$s 1.813 millones

Tomando en cuenta los puntos 1 y 2, el déficit fiscal se reduciría en u$s 2.043 millones hasta llegar, desde los u$s 7.741 millones, a los u$s 5.698 millones. Dado que la meta comprometida con el FMI es de u$s 3,500 millones, puede afirmase que, en principio, Argentina estaría excediendo hoy el límite de déficit fijado por el FMI en u$s 2.198 millones.

¿Qué podría hacer el Gobierno para "acercarse" a lo que se está firmando en estos días con el FMI y reducir a casi 0 la brecha de u$s 2.198 millones que existiría en principio?.

1)Las operaciones de "creative accounting" durante 1997 sumarán u$s 940 millones, lo que representa un 21% de la cifra de déficit fiscal con la que el Gobierno y el FMI cerrarán 1997 (u$s 4.400 millones). En 1998, la privatización del Banco Hipotecario Nacional generará como mínimo u$s 600 millones para que la Nación, en teoría, realice obra pública si la situación del fisco lo permite.
Si no, los conceptos de "creative accounting" que podrían "inventarse" para poner a los u$s 600 millones del Banco Hipotecario Nacional como si fueran impuestos, podrían ser utilidades que el Banco no distribuyó en el pasado a su dueño que es el Estado Nacional o que como buena ex empresa pública no pagó los impuestos correspondientes para financiarse y ahora se cancela esa deuda con una parte del producido de la privatización.

2)No gastar los u$s 1.492 millones que el Proyecto de Presupuesto piensa gastar el año que viene entre salarios, jubilaciones y obra pública. Esto requiere un control estrictísimo de la "caja" como para no gastar más que en 1997 (exceptuando a los intereses de la deuda pública)

3)Lanzar un paquete fiscal que, contrariamente a lo que el gobierno está diciendo hoy no sería neutral en términos de recaudación sino que tendría que "arrimarle" recursos fiscales en términos netos por la diferencia entre la meta con el FMI de u$s 3.500 millones y lo que se ejecute del gasto presupuestado para 1998.

En definitiva, el acuerdo con el FMI para el año que viene introducirá "rispideces"importantes en la economía dado que está tan " ajustado" su cumplimiento que enfrentará al Gobierno entre sí, al Gobierno con la oposición y tal vez al Gobierno con el establishment que no está dispuesto a soportar más ajuste fiscal y quiere que se baje el gasto porque es altamente probable que el paquete que se lance no pueda ser neutral sino que tenga que aumentar la recaudación.