Los economistas coinciden en que un dólar de $ 3,50 ya no alcanza

17 Feb
0

Hay, al menos, una sola cuestión en la que la Argentina puede considerarse unida, más allá de las diversas posiciones ideológicas, y de los sectores que se representen. Los economistas privados de ayer y de hoy, de izquierda y derecha, ortodoxos y hertedoroxos, están felizmente "hermanados" en un sólo pensamiento: que el dólar de equilibrio a nivel local está bastante por encima de su nivel actual, y que su apreciación debería haberse dado más rápidamente en los últimos meses.

Ayer, el billete minorista volvió a cerrar en $ 3,51 para la venta, tras una jornada con pocos negocios (apenas u$s 65 millones entre el Siopel y el MEC), y terminó convalidando – para los economistas- un retraso cambiario de al menos 7%. En las consultoras pueden escucharse desde hace tiempo algunas voces moderadas que reclaman un tipo de cambio en torno a $ 3,75; pero, también, algunos gritos desaforados que reclaman dejarlo flotar hasta los $ 6.

El consenso de los economistas se extiende, incluso, a la hora de repatir culpas y efectos "no deseados" que traerá el atraso cambiario, entre los que enumeran una menor competitividad, un mayor desempleo y una mayor dificultad para salir de la recesión. "En el modelo del hipercrecimiento, no se aplicaron las anclas inflacionarias fuertes que debían aplicarse: la política fiscal y la de ingresos. El país se fue haciendo procíclico, en un ciclo expansivo; y terminó en una puja de precios y salarios fenomenal", consideró Eduardo Curia. El economista no estima una cotización, pero considera lisa y llanamente que debería ser "bastante más alta que la que tenemos hoy".

Para el economista de FIEL, Abel Viglione, "el esquema de hoy es difícil. Argentina no revaluó la moneda cuando todos lo hicieron, y el tipo de cambio real cayó por la suba de los precios internos. Otros países, en cambio, han devaluado fuertemente desde la crisis, como Brasil o Chile, después de una anterior revaluación. Por eso, ahora nos va a costar competir con esos países. Uno diría, con esto, que antes habría que haber revaluado; y ahora, haber devaluado", consideró.

Miguel Bein aparece algo más moderado, pero similarmente "devaluacionista". Para él, el dólar de equilibrio en la Argentina no debería estar muy lejos de su valor actual, pero "se ubicaría perfectamente en $ 3,75".

Es menos audaz, en realidad, que la estimación que propone José Luis Espert: "Con esta política absolutamente ‘loca’ desde lo fiscal, lo impositivo y lo sindical, yo creo que el dólar de equilibrio está entre $ 5 y $ 6, y más cerca de $ 6. De todos modos, no va a ir hacía ahí ni en el corto ni en el mediano plazo. A fin de año yo lo veo ligeramente en $ 4", explicó.

Para Manuel Solanet, en cambio, el dólar de hoy podría considerarse fácilmente "en equilibrio" si no existieran las retenciones: "Es distinto para el campo que para el resto. La industria tiene un tipo de cambio de equilibrio, pero los productos tradicionales de exportación, los del campo y los del sector petrolero, no. Habría que compensar una reducción en las retenciones con una suba del dólar", opinó. Ayer, en diálogo con Radio Diez, el economista Carlos Melconian también aseguró que, "evidentemente, el dólar de equilibrio es superior al actual". Y recordó que, "en otros momentos, el tipo de cambio convivió con precios a los que se exportaba mejor, con un dólar más devaluado en el mundo, con un real que valía 40 o 50% menos que el de hoy, y con neutralidad en el ingreso y egreso de capitales".

Comments

    No Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Fields marked * are mandatory.