Más dudas por datos oficiales

17 Sep
0

Mientras el gobierno sigue tratando de presentar cambios futuros en el INDEC, hoy los indicadores de dudosa credibilidad no dejan de surgir. Otro caso es la estimación provisoria del PBI correspondiente al segundo trimestre del año, que se dio a conocer este viernes, y que generó polémica entre los economistas consultados ayer por este diario.

Además, esta semana se agregarían al ranking de índices manipulados las estimaciones de pobreza e indigencia correspondientes al primer semestre del año, que dará a conocer el INDEC este jueves. Según denunció hace dos meses la ex directora del sector, Cynthia Pok, al utilizar como insumo un IPC retocado la pobreza resultaría inferior a la real. Razón por la cual fue desplazada de sus funciones el 6 de julio.

Lo cierto es que para el organismo que intervino hace ocho meses el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, el crecimiento de la economía fue de 8,7% entre abril y junio frente a igual trimestre de 2006, totalizando un PBI de $ 835.393 millones.

Pero la cifra que más llamó la atención y que pone en duda la credibilidad del comunicado para algunos analistas consultados es el dato desestacionalizado, que muestra un incremento de 2,1% en el PBI del segundo trimestre frente al período anterior, mientras que en los tres primeros meses del año la suba había sido de 1,1%.

«El 2,1% es falso», dijo ayer el economista José Luis Espert y explicó que «es imposible que con la crisis energética vigente en el segundo trimestre el PBI haya crecido el doble que en los primeros tres meses del año, la actividad tendría que haber aumentado menos».


• Temor

Por otro lado, se teme que la intervención del Indice de Precios al Consumidor (IPC) en el INDEC haya afectado las estimaciones del nivel de actividad, ya que hay algunos sectores de la economía que se relevan a precios corrientes y luego son convertidos a valores constantes a través del deflactor del PBI o Indice de Precios Implícitos, un indicador que sigue la misma tendencia del IPC, según explicó el economistas Aldo Abram. De esta manera, si también se subestima el deflactor del PBI como se hace con el IPC, se estaría dando a conocer un nivel de actividad superior al real.

Sin embargo, este indicador se incrementó 13,3% en el segundo trimestre del año respecto a igual período de 2006, por encima de 11,1% registrado en los primeros tres meses del año.

Un dato que tranquilizó a varios economistas que se arriesgaron a defender el comunicado del INDEC y a sostener que las estimaciones del PBI «no han sido demasiado afectadas por la manipulación del IPC», dijo Rogelio Frigerio.

Aun así, también hay analistas que no están de acuerdo en comparar el IPC con el Indice de Precios Implícitos del PBI, como es el caso de Jorge Todesca.Según explicó el economista,este último índice abarca la medición de sectores que no son relevados por el IPC, como bancos y sector público entre otros. Además, Todesca remarca que «el ritmo de crecimiento es muy bueno con una fuerte dinámica en las importaciones» y sólo destacó como negativo la evolución de la inversión, que en el segundo trimestre del año creció 13,1%, por debajo de 18,7% de igual período en 2006. La causa sería la desaceleración del sector construcción.

En cuanto a la revisión que se hizo en el comunicado respecto al PBI del primer trimestre, que se había dado a conocer en junio, todos los analistas estuvieron de acuerdo en que «son modificaciones normales, ya que el dato que se anticipa es preliminar». Además, como dijo Frigerio: el dato que dio a conocer el INDEC «estaba en línea con lo que habíamos proyectado», y estima que el PBI de 2007 va a cerrar un poco por debajo de 8%. Una estimación que está en línea con la que quiere lograr el oficialismo, cerrar su mandato con un crecimiento de 8% en el año. Por su parte, Espert estima que es más realista para algunos, o pesimista, para otros, y proyecta 7,7%.

Comments

    No Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Fields marked * are mandatory.