La voracidad enferma de intentar controlarlo todo

1. ¿Qué aspecto positivos quisiera destacar?

Néstor Kirchner cambió para bien el signo de las cuentas públicas, después de medio siglo de desastres fiscales, y mantuvo el dólar caro. Eso ha sido lo que hizo bien este gobierno en sus primeros tres años.


2. ¿En qué se ha equivocado el Presidente?

Salvo la cuestión fiscal y el dólar caro, el resto ha sido un desastre de tipo microeconómico y estructural pocas veces visto. Hemos roto los contratos con los acreedores extranjeros y quedan 27.000 millones de dólares en manos de acreedores que no acordaron con la Argentina. Ya llevamos cinco años de contratos rotos con las privatizadas, sin un horizonte de que esto cambie. Aún con el dólar caro, hemos cerrado la economía a la competencia extranjera ni si quiera tenemos libre comercio con Brasil. Hemos subido el gasto público a niveles históricos y eso que hemos negociado la deuda externa, lo que significó una caída de intereses importantes. Al mismo tiempo, hemos subido la presión impositiva récords mundiales. Se obligo al sector privado a defaultear sus propios contratos (al suspender exportaciones de carne y de energía). Y finalmente, la discrecionalita está a la orden del día. No tiene sentido preguntar qué regla de juego rige hoy.


3. ¿Qué decisión lo ha sorprendido?

Me ha sorprendido la voracidad enferma de controlar todo por parte de Kirchner: los precios, la recaudación y el gasto público, la política externa, los medios, los periodistas y a los que no pensamos como él. No pensé que el caudillismo llegara a tanto.


4. ¿Qué panorama prevé de ahora en más?

Este año vamos a crecer al 8,5% y vamos a terminar el año con probreza en el 30%, bajando 25 puntos respecto del récord. El desempleo va a terminar cerca del 11,5% excluyendo los planes sociales. En 2007, si el Gobierno pone muy en juego las cuentas públicas por tercer año consecutivo (después de dos años de deterioro) y el contexto internacional sigue favorable, se puede crecer bien otra vez, pero sería poner en juego el 2008. En cuanto a lo que habría que hacer, habría que encarar una reforma completa de la argentina para crecer por 25 años, que en un crecimiento sostenido, como hizo Chile.


5. ¿A qué habría que prestarle atención y no se está enfocando en los análisis habituales de los medios?

Hay que ponerle más atención a la parte fiscal. Este año la Argentina termina con un poquito más de un tercio del superávit fiscal que tenía hace dos años. En dos años nos comimos dos tercios del superavit fiscal.


6. De 1 a 10, ¿Cómo calificaría la gestión económica?

Le pongo 6.