La Inflación se “come” el margen de ganancia de las empresas

El la comparación interanual, las compañías siguen sufriendo la merma de sus márgenes de rentabilidad por los mayores costos de insumos y mano de obra, que no son traslados totalmente a los precios de venta.

El escenario no es nuevo. Si se comparan los resultados obtenidos por las empresas (sin contar los bancos, Tenaris e YPF) de primer trimestre del 2006 con los resultados de igual período del 2005, estas compañías presentaron mayores ingresados, pero han perdido márgenes de rentabilidad como consecuencia de un contexto adverso en materia de costos productivos.

La conclusión se desprende de una matriz de resultados que, sobre la base de sesenta balances de empresas cotizan o emiten deuda en la Bolsa, conformó MacroSecurities.


RATIO.
A la hora de medir la rentabilidad de una empresa, lo que observan tanto analistas como inversores es la utilidad que ella obtuvo. A esto se suele descontar intereses, depreciaciones e impuestos.

Así, se prescinde de cuestiones financieras y tributarias, y también de gastos contables que no significan salida efectiva de dinero.

Esto, en el mundo anglosajón, se traduce como earnings beforeinterest, taes, depreciation and amortization o Ebitad (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones).

Ebitda es un concepto contable bastante similar al cash flor o flujo de caja, que pondera la capacidad de una empresa para generar dinero. Pero se lo considera más acertado porque, justamente calcula el margen de los resultados sobre los ingresos operativos.

En la comparación interanual (primer trimestre del 2006 respecto de igual período del año precedente) y tomando una muestra que, en principio, prescinde de los banco (no se les calcula el Ebitda) y de Tenaris e YPF (por su dimensiones, son empresas demansiado grandes que distorsionan la muestra), los datos arrojan una caída en el margen Ebitda de 4,9 puntos porcentuales (pp).

Esto se da en un contexto donde, en la misma comparación, las cincuenta y ocho empresas registran ingresos que son 18,9% superiores a los obtenidos en ele mismo período del 2005.

Los números se suavizan si se incorpora a la muestra a Tenaris y a YPF: En ese sentido, la caída de la rentabilidad (margen Evitad) de las sesenta empresas en sui conjunto se ubica 3,6 pp por debajo de la marca del 2005, con un ingreso que registra un crecimiento de 19,1 por ciento.


FACTORES.
Entre los analistas consultados por Infobae existe consenso sobre los factores que han venido mermando los márgenes de ganancia de las compañías.

“El aumento los analistas consultados por Infobae existe consenso sobre los factores que han venido mermando los márgenes de ganancia de las empresas”, sostuvo Luis Álvarez, operador de la casa de Bolsa homónima.


Para Jose Luis Espert, economista de Espert Consultora Macroeconómica, se trata sobre todo del aumento de los salarios, la energía y la presión impositiva. “Este escenario data de dos años y tiende a prolongarse en el tiempo a partir de un aumento de los costos laborales auspiciado por el Gobierno a través de una mejor distribución del ingreso, y menores márgenes de rentabilidad para las empresas”, sostuvo el economista.

MEJORA. Sin embargo, al tomar los resultados del primer trimestre del 2006 y contrastarlos contra los del último trimestre del 2005, las conclusiones a las que se llega son distintas:

La rentabilidad de las empresas mejora –suma 2,5 pp- y confirma una tendencia que tuvo su punto de partida justamente en el último trimestre del año anterior.

Si se tiene en cuenta que en ese período apenas se registró un incremento del ingreso de 0,9%, esto implicaría necesariamente una mejor administración de los costos en pos de una mejor rentabilidad, por lo que los analistas sostienen que si bien el contexto ayudó, las empresas pudieron ir “trasladando costos y mejorando su administración interna”.

Para Gustavo Neffa, analista de Macro Securities y uno de los especialistas que llevaron a cabo la muestra empresarial, esto implica un cambio de tendencia.

“Si nos guiáramos por el contexto económico en el cual se desenvolvieron las empresas, deberíamos entender que si bien fue de una gradual desaceleración respecto de los niveles previos, los indicadores de actividad fueron muy elevados para valores normales”, sostuvo Neffa; al tiempo que agregó: “Las conclusiones básicas que podemos extraer son que los resultados mejoraron nuevamente en el trimestre a marzo 2006 respecto del de diciembre 2006, es decir que el piso en materia de Evitad, se dio en el cuarto trimestre del año último.