"La baja del precio de la soja resentirá las economías regionales"

El economista Espert explicó que, tal como sucede en el país, Río Cuarto crecerá menos

El economista José Luis Espert delineó un escenario económico nada promisorio.
“Hablar de la desaceleración económica no es ser pesimista, ni crítico, es ser realista”, aclaró el especialista al comenzar el reportaje.

Apuntó que los dos fenómenos centrales que hoy atentan contra el crecimiento –crisis energética y caída del precio de la soja- impactarán de punta a punta del país. Y enfatizo: “Las economías regionales, beneficiadas durante un tiempo por un valor alto de la soja, comenzarán a ver resentidas su desarrollo”.


-¿Cómo observa la marcha de la economía nacional?

-No es que vaya a caer la economía, sigue creciendo pero estamos perdiendo velocidad. Hace un aó la economía estaba creciendo al 15% anual, a principios de este año estaba en el 10% y ahora hemos perdido otros 5 puntos. Estamos creciendo al 5%.


-¿Le alcanza a la Argentina este valor para recuperar el escenario del `98?

-En términos del producto per cápita, no. Porque de 25% per cápita que perdimos desde que se inició la recesión a mitad del `98, hasta el piso -1ro. Trimestre del 2002- luego de este crecimiento recuperamos la mitad de ese 25%. Nos falta bastante.


-¿A que se debe la caída de la tasa de crecimiento?

-Hay dos cosas centrales: la caída a la mitad de la tasa de crecimiento se debe a la baja del valor de la soja, a la crisis energética y a la repercusión de la crisis del Brasil.


-¿Cómo impactará la caída en el precio internacional de la soja en las economías regionales?

– En regiones como Río Cuarto lo va a sentir de diferentes formas, no sólo los productores agropecuarios sino –por ejemplo- la industria metalmecánica, productora de maquinarias para el agro.


-¿Cree que el precio de la soja se va a recuperar?

-No, no va a llegar más a los 3,90 de antes, a lo sumo quedará en 3,40.


-¿Qué problemas adicionales avizora en el mediano plazo?

-El del excesivo gasto público. Cuando termine el 2004 a recaudación va a haber crecido 45 mil millones de pesos respecto de 2001. El modelo productivo duplicó la recaudación de 2001 y sólo se han ahorrado de 18 ó 17 mil millones. El resto se gastó.


-¿Dónde cree que fue el dinero?

-El gasto público aumentó en 15 millones de pesos. ¿En qué? Seis mil millones en planes sociales, en suba de jubilaciones y de los salarios (tres aumento necesarios). El resto, los 20 mil millones de pesos, es para lo amigos del poder, para los amigos haciendo negocios. Además de los aumentos innecesarios de plantas de personal en las provincias. Esto es el viejo amiguismo corruptelar de siempre.


-¿Cómo podría terminar este excesivo gasto?

-No creo que termine en colapso. Esta vez el aumento se está financiando con suba de impuestos, lo mas recesivo para el sector privado. De seguir, con el tiempo, podrían venirse los ajustes de siempre.