"Será una negociación larga y dura"

El economista José Luis Espert analizó en Radio 10 la marcha del diálogo entre el Gobierno y los acreedores. Advirtió, además, que el FMI se verá involucrado en el tema porque los demás lo presionarán para entrar en la quita

José Luis Espert, economista, opinó en Radio 10 sobre el discurso del ministro de Educación, Daniel Filmus, ayer ante la UNESCO, donde ofreció canjear deuda por educación: "Es un planteo tan poco serio como el que se hizo en su momento de pagar deuda en la medida en que se eliminaban los subsidios en la producción agrícola del mundo. Ahora condiciona a que nos hagan la quita con la promesa de que aplicaremos esa quita en educación", interpretó.

"Pero al acreedor, en general, le interesa cobrar. No es serio pensar que va a dejar de hacerlo, salvo que (Filmus) esté hablando de una deuda chica con la ONU, que se la condonen a cambio de que la invierta en educación, que está gastada, además. La Argentina, además, se acopló a una propuesta de Brasil del año pasado", añadió el economista.

Espert dijo que "hay poco por decir porque es disparatado" y que, además, la Argentina está negociando una quita fenomenal con todos los acreedores". Se preguntó: "¿Qué quiere decir? ¿Qué le importa lo que inviertas de la quita? Le importa cobrar, solamente", enfatizó el economista.

Acerca de las negociaciones por la deuda, Espert manifestó que "la Argentina necesita lograr una quita muy grande, pero no se puede proponer algo incoherente como el 75% y al mismo tiempo ofrecer un mismo bono que no tiene quita".

"Será una negociación larga y dura, y el Fondo Monetario se verá involucrado en esto en algún momento, para defender su papel de acreedor privilegiado. No porque sea justo sino porque fue prestamista de última instancia. El Fondo presta cuando todos sacan la plata. Le va a costar evitar que se lo presione para entrar en la quita, porque avaló un programa económico que hacía que todos entraran a la Argentina. Eso dificultará el cierre de la negociación, porque los acreedores lo intentarán meter en el proceso de quita", consideró Espert.

"En el corto plazo, es irrelevante para la Argentina, porque está creciendo muy fuerte", finalizó.