Los economistas son cautos con el futuro

Estiman, sin embargo, que habrá crecimiento el año próximo


"Ahora la economía crece porque son favorables los precios internacionales y porque hay una oferta de expectativas muy fuertes. El Gobierno aprovecha que no hay déficit fiscal para hacer políticas de redistribución del ingreso", sostuvo José Luis Espert.

El economista dijo que es posible un crecimiento del 15% a partir del piso de 2002, pero que después "habrá que pensar algo más sofisticado" en cuanto a políticas.


Sin inversión

Ricardo Delgado, de la consultora Ecolatina, coincidió en que "aun se puede crecer el año que viene sin un proceso dinámico de inversiones". Según el economista, el crecimiento tendrá un sesgo exportador, aunque también hará su aporte el avance del consumo.

Para que vuelva a haber ingreso de capitales, indicó, debe resolverse con los acreedores la reestructuración de la deuda en default, de tal forma de generar certidumbre, y a la vez encaminar el reordenamiento del sistema bancario.

Más allá de las dificultades para la inversión, los economistas creen que, a diferencia de la década anterior, se articulará un sector productivo con más participación de capitales nacionales.

El director ejecutivo de la Fundación Capital, Carlos Pérez, graficó su perspectiva con el dibujo de la letra "Y". "El tallo es la estabilidad con reactivación, pero no es un camino infinito porque no hay inversión neta ni créditos."

Según Pérez, el momento crítico llegará con la bifurcación de las dos líneas superiores: "O vamos hacia un crecimiento sustentable o volvemos a tropezar", dijo. Para transitar por el buen camino, sostuvo, será fundamental el monitoreo de la relación con el FMI y con los acreedores privados, la política fiscal y la reforma del Estado.

Aun con crecimiento, ninguno de los economistas estimó que para el mediano plazo pueda haber una fuerte baja del desempleo y la pobreza.

El ex presidente del Banco Central Julio Piekarz calificó de "mediocre" el escenario que le espera al país si no hay medidas concretas. "La recuperación va a seguir" en los próximos meses, explicó, pero consideró que el acuerdo con el FMI es mediocre y que habría dificultades en la reestructuración de la deuda. Por eso, Piekarz estimó un crecimiento del 4% para 2004 y mucho más débil, de sólo el 2 y el 2,5%, en 2005 y 2006.


El país que viene: Opiniones de especialistas

Julio Piekarz

Indicó que si no hay medidas concretas la economía a mediano plazo será mediocre. Así calificó el acuerdo con el FMI y vaticinó dificultades en la reestructuración de la deuda.

Carlos Pérez

Dijo que el momento actual es de estabilidad con reactivación, aunque para mantener la senda es fundamental el monitoreo con el FMI, la política fiscal y la reforma del Estado.

José Luis Espert

A su juicio, la ecocomía crece porque los precios internacionales son favorables y porque, al no haber déficit fiscal, se hacen políticas de redistribución del ingreso.

Ricardo Delgado

Afirmó que el año próximo puede haber crecimiento aun sin inversiones y alentó una rápida reestructuración de la deuda en default para generar certidumbre.