Preocupan indicadores económicos de mediano y largo plazo

Orlando Ferreres dijo que no se le pagará al FMI el 9 de septiembre: "Es un hecho", manifestó. Y explicó que a los 30 días del vencimiento declaran a la Argentina "inelegible", lo que implica que "queda afuera del mundo".En tanto, José Luis Espert opinó que los índices positivos son "una muy buena foto", pero mostró inquietud por los del futuro

Orlando Ferreres, economista, dijo en Radio 10: "Ayer la Argentina comenzó la vida sin el FMI. De acá al 9 (de septiembre) no se firma nada, no se paga el 9. Es un hecho. Vamos a quedar en una situación de un default pero no declarado. Hasta 30 días después, no hay consecuencias. A los 30 días, declaran "inelegible" al país, para nuevos préstamos. A los 60 días se declar! a ya default formalmente. No sé bien los pasos exactos, pero tiene consecuencias a los 60 días". En ese sentido, especificó: "Quedás afuera del mundo una vez que te declaran inelegible".

Además, el economista reveló que a la población le gustó que el Gobierno fuera firme en las conversaciones con el Fondo, pero quiere un acuerdo. "No acordar es muy impopular. Y no es una encuesta de fin de semana, sino de años. Siempre se mantiene en el 70%. Es grave no llegar a un acuerdo, después de poner esto como tema principal de la cuestión económica, se va a vivir bastante como un fracaso".

Finalmente, Ferreres estimó: "Después de las elecciones habrá acuerdo, aunque sea de un año, no va a ser muy bueno, porque lo que se sabe es que tienen dudas sobre los planes de la Argentina, pero de todas maneras me parece que habrá acuerdo".

Además, el economista José Luis Espert, dialogó en "El Primero de la mañana" acerca de los 100 días de gestión de Néstor Kirchner. "El Gobierno tiene motivos para festejar 100 días. El crecimiento económico se ha desacelerado pero no es preocupante. La inflación es la misma que teníamos en épocas de convertibilidad, el dólar está estable, el empleo privado comienza a crecer. Son indicadores que no se podrían prever tan fácilmente un año atrás".

En ese sentido, manifestó: "Dicho esto, digo cuidado, porque hace diez años, también pensábamos que en la Argentina los árboles iban a llegar al cielo y en 2001 experimentamos el comienzo de la peor crisis. Mirando el bosque y no sólo el árbol de la recuperación, me preocupa que el Gobierno piense que se puede salir sostenidamente de la crisis haciendo una inversa revanchista de lo que pasó en la última década. Lo que pasó en la década del 90 terminó en un verdadero desastre. No quiere decir que todo lo que se ha haya hecho sea un desastre, pero no me parece adecuado que en la última década nos abrimos al mundo y ahora nos cerremos. Que si privatizamos los ferrocarriles y cerramos algunos ramales, ahora de golpe los ab! rimos todos los ramales; que si privatizamos, el Gobierno haga la inversión en las telefónicas con fideicomisos".

Espert opinó que no le parece bien que se proceda "según la inversa", porque "de todo se puede salvar algo" y consideró: "Este Gobierno destruye todo lo de la última década".

Acerca del índice de confianza del consumidor, dijo: "No considero que apoye la gestión de Néstor Kirchner. Son pocos los presidentes que a tres meses de asumir el Gobierno no hayan tenido una aceptación del 80%. La confianza no es sobre bienes durables, pero es importante en bienes no durables. Por ahora es una muy buena foto, pero las señales de mediano y largo plazo son lo más preocupante".