El aumento de tarifas es primordial para Lavagna

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, aseguró ayer que la agenda de emergencias económicas del próximo gobierno está compuesta por la revisión de las tarifas y de los contratos de los servicios públicos privatizados, la recapitalización del sistema financiero, y la reestructuración de la deuda.

Para poner manos a la obra, Lavagna dijo que es prioritario que el Poder Legislativo promulgue una ley para que la decisión de modificar o no las tarifas sea una tarea del Ejecutivo. "El Gobierno intentó varios aumentos pero todos fueron frenados por la Justicia", justificó Lavagna.

Pero además, para el titular de la cartera de Hacienda, el gobierno de Néstor Kirchner deberá resolver la renegociación de los contratos con las compañías concesionadas, aunque no explicó de qué manera se realizará.

Las declaraciones del ministro fueron escuchadas por cerca de 150 empresarios convocados por la Cámara Franco Argentina, entre los que se encontraban los representantes de compañías privatizadas.

Entre los otros temas que Lavagna intentará resolver de forma urgente se encuentra la reconstitución del sistema financiero. Si bien Economía sostiene que lo único que falta es que el Congreso defina la compensación que los bancos reclaman y que exige el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cierto es que hay otros puntos de conflicto. El principal ya tuvo una respuesta del Gobierno, que precisamente no concuerda con los intereses de algunos bancos. De hecho, la relanzada Asociación de Bancos de la Argentina (Adeba) propuso captar en pesos y prestar en dólares. Lavagna lejos de conformar el pedido de los hombres de la City, contestó que "de ninguna manera se permitirá realizar tales manejos financieros".

Pero, por otro lado, el Gobierno tiene como prioridad recuperar cada vez más el consumo interno. En este sentido, los bancos creen que pueden ejercer un mayor poder de negociación ya que se consideran la pata fundamental del financiamiento. Lavagna, en tanto, sólo admitió que los bancos están líquidos y en condiciones de otorgar créditos.

En cuanto a la deuda, Lavagna estimó que para fin de año la Argentina ya la habrá reestructurado.

Coincidencias

Los economistas locales están convencidos que el ministro no se equivoca en cuanto a los temas económicos que se deben priorizar.

"Coincido plenamente", dijo Carlos Pérez, director de Fundación Capital.


Para José Luis Espert, de Espert & Asociados, con sólo mantener el equilibrio fiscal, la Argentina crecerá en 2003, pero si la propuesta es crecer durante todo el mandato hay que atacar los cuatro puntos que propone Lavagna.

Por su parte, Manuel Solanet, director de Infupa, también coincide pero cree que las metas deben ser acompañadas por la elaboración de un programa fiscal para aumentar el superávit primario.