El discurso estatizador de Kirchner preocupa a los economistas

José Luis Espert, Jorge Ávila, Pablo Rojo, Orlando Ferreres y Alberto Bernal León, todos economistas consultados por INFOBAE, se mostraron preocupados por los primeros lineamientos que Néstor Kirchner realizó el martes sobre su propuesta económica.

En su debut en tierra bonaerense, el precandidato presidencial se había comprometido a "recuperar nuestra renta petrolera, que es el control de los instrumentos macroeconómicos y la acción de oro". En igual sentido, Kirchner había puntualizado: "Somos el único país en el mundo, junto con Rusia, que no conduce la explotación petrolera y sus reservas".

Asimismo, en otro pasaje de su enardecido discurso, el candidato presidencial expresó su intención de "reestatizar los ferrocarriles" y de crear una empresa petrolera estatal.

Progresismo mal entendido

Jorge Ávila (CEMA) opinó que "la propuesta de Kirchner, que dice ser muy progresista porque quiere abarcar a la vejez, la ancianidad, la educación de los niños y la salud, no es más que retrógrada y regresiva en términos de distribución del ingreso".

En cuanto a restituirle a la provincia de Buenos Aires el Fondo del Conurbano, el economista del CEMA afirmó que "hay que hacer algo mucho más progresista y democrático, restituirles a todas las provincias lo que se les adeuda. Esto que propone el candidato no es otra cosa que colocarle un parche a la cuestión".

Con respecto a los ferrocarriles y al discurso reestatizador, Ávila dijo que, de llevarse adelante esa idea, "sería volver a una Argentina de los años 40 y de los 70, una Argentina que el mundo dejó atrás hace ya mucho tiempo porque no sirve y va a contramano de los tiempos que se vienen". Para finalizar, no dudó en afirmar que "parece que no se ha tenido en cuenta es que se dejarían de percibir algunos pagos necesarios y nos convertiríamos en un estado deficitario que rápidamente se quedaría sin fondos".

"Un disparate"

Otro especialista que se mostró en las antípoda del pensamiento del precandidato presidencial fue el economista Pablo Rojo, ex titular del Banco Hipotecario. El especialista opinó que, para el caso de los ferrocarriles, "la idea de reestatizarlos es un disparate". "Hay que aplicar con mucha severidad y con mucho control los contratos, pero la idea de que vuelvan a manos del Estado es una idea poco responsable" afirmó Rojo.

A la hora de intentar explicar que quiso decir Kirchner cuando se refirió a "recuperar nuestra renta petrolera", Rojo no dudó en afirmar que no entendía la propuesta. "La Argentina tiene pleno manejo de sus recursos petroleros, garantizados por la Constitución, y las empresas pagan regalías que son fijadas por leyes del Estado argentino, por lo cual no hay dudas de que los argentinos tenemos pleno manejo de los recursos".

Para finalizar, el economista hizo referencia a la idea del candidato de constituir una empresa petrolera "es poco seria". "No creo que el Estado deba invertir importantes montos de dinero en una actividad que, está probado, los privados realizan muy bien".

"Kirchner no aprecia al mercado"

"El modelo de Kirchner no es modelo que aprecie el mercado ni lo va a ser tampoco. El mercado ya sabe eso", indicó Alberto Bernal León, de IDEA Global, un think tank con sede en Nueva York y cercano al establishment de Wall Street.
Según indicó Bernal León, la propuesta de Kirchner de estatizar los ferrocarriles "obviamente es un factor negativo".
"La estatización es una mala jugada en términos de eficiencia económica, porque tiende a rendimientos negativos.
Hay un costo económico, social, porque los recursos que se van a generar no se van a gastar en el sector social sino, en burocracia y cosas similares", explicó.

Para el analista, esta es una "movida política". "Después de la crisis, en la Argentina hay espacio para echarle la culpa de lo que pasó a los capitales privados", indicó Bernal, quien aclaró, no obstante, que dudaba de la veracidad de las declaraciones de Kirchner, por considerarlas "populares" y propias de la campaña electoral. Después de la caída que sufrió la Argentina, para Bernal León, cualquier anuncio que hoy se haga tiene poco efecto sobre los mercados. "Pero si en Brasil se hubiera hecho un comentario similar, el real podría haberse depreciado 10%", aclaró.

"Esto es el 45"

Orlando Ferreres, ex viceministro de Economía y consultor de varias compañías, calificó globalmente al planteo de Kirchner como "del 45".

"La gente no quiere empresas estatales porque han demostrado que no son eficientes", opinó Ferreres, al tiempo que aclaró que "en otros países pueden funcionar pero en la Argentina no".

La vuelta al pasado

Por su parte, José Luis Espert dijo que "Kirchner tiene pajaritos en la cabeza cuando se refiere a la recuperación de la renta petrolera, está siendo muy general, en líneas generales sus propuestas son un disparate".

El economista, no dudó en afirmar que "pese a que el candidato puede ser muy atractivo para el electorado, en general es un absurdo, sus propuestas relacionadas con la reestatización de los servicios representan una vuelta al pasado".