Seguirá sostenida la demanda de dólares en semana clave

En una semana clave para el Gobierno del presidente Eduardo Duhalde, el comportamiento del mercado cambiario concentrará toda la atención.

Las definiciones acerca de cómo se abrirá el corralito, especialmente para lo que hace a cuentas a la vista y la respuesta parlamentaria a las dos leyes claves para avanzar un entendimiento con el FMI -quiebras y subversión económica-, serán variables fundamentales para el comportamiento del dólar.

El pago de los salarios de abril que se llevará a cabo mayoritariamente esta semana también agregará presión al mercado cambiario, en medio de un clima de marcada incertidumbre. Hacia adelante, la liberalización de al menos una parte de los fondos acorralados en cuentas corrientes y cajas de ahorro que estudia el Gobierno, recalentaría aún más la demanda.

Ante la creciente incertidumbre, el Banco Central intentará contener una escapada del dólar poniendo más restricciones a la compra. Desde hoy, el horario del mercado de cambio libre será de 10 a 15 en los bancos y de 11 a 15 en las casas de cambio.

"La demanda de dólares continuará sostenida por un largo tiempo. Incluso en el caso que el Congreso apruebe las dos leyes (subversión económica y quiebras), no significará un acuerdo inmediato con el FMI, opinó el economista José Luis Espert. "Habrá que demostrar que se avanza seriamente en el plano fiscal y que las provincias más deficitarias como Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba firmen el acuerdo".

Tensión en la city

El mercado cambiario terminó la semana pasada con el dólar por encima de los $3,25 / $3,30 para la venta en las casas de cambio y también el BCRA subió el precio en las ventas en las entidades que operan por su cuenta y orden a $3,10 y $3,20, en la punta compradora y vendedora, respectivamente.

"La divisa estuvo tomadora desde el arranque, sin embargo, la presencia de los exportadores permitió descomprimir un poco la tensión al fin de la rueda", afirmó el gerente de cambios de un banco extranjero.

El Banco Central vendió el viernes unos u$s 20 M a través de las entidades que opera por su cuenta y orden, pero también compró dólares en el mercado mayorista. Los exportadores, pieza clave para la estabilidad del mercado, se mantienen a la expectativa de que el precio del dólar continúe subiendo.

Los rumores de, un nuevo feriado bancario y cambiario para esta semana, que ganaron la city el viernes, intensificaron también la demanda de pesos y rápidamente los cajeros automáticos quedaron desabastecidos.

Las tasas de interés también reflejan un aumento de la tensión. El costo del dinero volvió a reacomodarse hacia arriba en el mercado interbancario negociándose por encima del 100% para los bancos de primera línea. También en el circuito corporativo se sintió el aumento de tasas. Por plazos fijos a quince días entidades de primer nivel llegaron a pagar más de 150% y convalidaron 130% para el caso de las cuentas corrientes remuneradas de empresas.