Advierten que el FMI todavía no decidió no darle dinero a la Argentina aunque dicen que la solución es política

Economistas aclararon hoy que el FMI todavía no ha decidido no darle un desembolso a la Argentina de 1.364 millones de dólares, debido a que hasta el momento el caso fue analizado desde el punto de vista técnico, aunque ven pocas chances de que ello de produzca de no mediar una decisión política.

Según explicaron a DyN el economista Orlando Ferreres y José Luis Espert, lo conocido esta noche por un comunicado de la entidad obedece a una decisión de la gerencia del organismo, que analizó los informes de la misión que visitó Buenos Aires y que la decisión final la debe adoptar el Directorio.
En cambio, Aldo Abram de la consultora Exante ve pocas chances de que el directorio de la entidad revierta la opinión de la gerencia.

* Orlando Ferreres: "Parece ser que la Gerencia dijo que no había condiciones para hacer el desembolso, pero esto no es una decisión del directorio. Para superar la situación se tiene que hacer otro acuerdo o tratar de superar este. Según dijeron por ahora el pago está postergado".

* Aldo Abram: "Dudo que el directorio se oponga a lo que diga la gerencia, es imposible. La misión ha determinado que el gobierno no tiene posibilidad de cumplir porque no tienen poder político, y determinó que las medidas del fin de semana son negativas. Si no hay un acuerdo de gobernabilidad con el justicialismo, no hay garantías que este gobierno pueda cumplir".

* José Luis Espert: "El Fondo no ha dicho que nunca va a haber desembolso, dijo que no está en condiciones de aprobar el programa argentino. Las probabilidades de que esto se revierta, es baja, porque el programa esta muy fuera de meta y en segundo lugar Argentina violó el compromiso que impide hacer control de capitales. Solo una decisión política de parte del Fondo puede revertir esto. El G7 quiere el desembolso".

* Eduardo Curia: "La señal que lanza el FMI es que no hay mas margen para las picardías criollas de los argentino y de Cavallo. Ahora el Fondo va a pedir un redimensionamiento del programa y coherencia. Esto no será otra cosa que un infernal ajuste adicional".