Con hacha y tiza…y borrador… Y crayón…y silla…

Una nota a fondo con un entrevistado que no se guardó nada y cuyas ideas, más allá de que de las comparta, no son fundamentadas con claridad. El dice su verdad. Quien quiera oír, que oiga.

Franchising Advisors Magazine: ¿Cuál es el saldo del 2000?

Espert: De terror. El gobierno fracasó de una manera rotunda en bajar el déficit fiscal. Vivió llorando los primeros tres meses por la herencia recibida, y la herencia que dejan para el 2001 es la misma que recibieron del gobierno de Menem, a pesar de los impuestazos de diciembre del ’99 y mayo del 2000. Fracasaron de manera rotunda en cuanto al crecimiento de la economía – de hecho en el 2000 volvió a caer el 0,5%, respecto del 99′.Y el riesgo país no bajó respecto de 1999, y eso que en ese año sufrimos las nefastas consecuencias de la devaluación de Brasil.

Sin duda en materia macroeconómica, el gobierno de De la Rúa, en su primer año, ha sido un fracaso rotundo. Además, a confesión de partes, relevo de pruebas, estuvimos al borde del default, de la cesación de pagos, lo que Economía reconoció después de que vino el blindaje. En el default tengámoslo claro: si Argentina tuviera dificultades para pagar la deuda devaluaría, además de reprogamarla: Así que, sin duda, haber puesto a la economía, como hizo este gobierno, cerca de una cesación de pagos, y por lo tanto de la devaluación y el caos que ella implicaría cierra un año, como dije antes, de terror en materia de política macrco-económica.

FAM:¿Y cuáles son las buenas noticias?

E: Se abre en el corto plazo un momento mas auspicioso. Para el 2001, especialmente, por lo que viene desde afuera: Yo creo que es posible avizorar nuevas bajas en la tasa de interés en EE.UU., el nuevo presidente americano ya ha dicho que bajará los impuestos, lo que generará supuestamente una depreciación adicional del dólar; hay espacio para que los commodities agrícolas que la Argentina exporta.

FAM: ¿O sea que le decimos a los argentinos que están desanimados que esperen, que hay mejores perspectivas para el 2001?

E: Yo creo que hay que pelearla desde adentro, lamentablemente la gente sufre la clase política impresentable que tenemos. La clase política, ¿qué mensaje ha dado con el blindaje? Endeudemos al país en tasas de interés que Argentina no va a poder pagar, las puede pagar en el 2001, por medio del blindaje, pero si no hay blindaje en el 2002, o hace un ajuste de 15.000 millones de dólares en el gasto público o vuelve a discutir el mismo problema que surgió en noviembre del 2000: si se paga o no la deuda.

La gente tiene que levantarse temprano y machacar duro todo el día. Lamentablemente la pelota la tiene una clase política que se ha mostrado sumamente inescrupulosa frente a nosotros que pagamos impuestos para que ellos coman, creo que mientras este problema no se resuelva va a ser difícil pensar en una Argentina grande. Argentina tiene una sociedad escindida, estamos nosotros, que tenemos los pies sobre la tierra y después está la clase política, que vive en un frasco de dulce de leche.

FAM: ¿Hay excepciones de esto en la clase política?

E: Yo no las conozco, muy pocas, hay una persona que me genera mucho respeto intelectual, profesional y humano: es Ricardo López Murphy, pero hoy digo que es político porque está como Ministro de Defensa, pero como político profesional yo no conozco a nadie que haga las cosas por el bien común, todos son negocios personales o intrigas del poder, la gente está en otro planeta con respecto a los políticos crezcan, es decir que tenemos un escenario internacional como la Argentina hace cinco años no lo tenía: hay un escenario favorable.

FAM: ¿Cual seria el panorama si no hubiera ganado De la Rúa la elección y hubiera sido el Partido Justicialista: hubieran sido medidas distintas las que hubieran tomado?

E: No, hubiéramos terminado mal también, no sé si peor. Yo no quiero personalizar la discusión, más allá de De la Rúa, Machinea o Duhalde. El problema son las ideas o diagnósticos que se tienen de lo que pasa en Argentina, pero son problemas de sentido común, Argentina eligió crecer en sus últimos 10 anos en base a la deuda, deuda que financiaba salarios y jubilaciones y transferencias ridículas al sector privado, eso se traslada a empresas que lo tienen más claro que yo incluso. Si uno toma deuda para financiar salarios es muy difícil que esa empresa vaya a sobrevivir Eso hizo Argentina durante los últimos diez años.

Mientras tanto, se renueva la inconsistencia básica que es el problema fiscal en la Argentina, es decir; el déficit fiscal. No hubo la alternativa oficial de siempre de 7 mil millones, sino de 15.000 una vez que se agregaron las provincias, los municipios, los bocones. Entonces se dedicaron a dibujar los números oficiales para cumplir con el Fondo.

Ahora estamos rogando buenos vientos de afuera para poder crecer y en cuanto no los tengamos vamos a tener que aprender nosotros solos y como el diseño de la política macroeconómica es verdaderamente una porquería, vamos a seguir sufriendo.

En Argentina yo creo que primero hay que aprovechar el blindaje para lograr déficit fiscal cero ahora. La clase política tiene que enemistarse con su corporación y bajar el gasto público de 15.000 millones.

FAM: Lo que parece difícil…

E: No veo que estén pensando en eso, mientras que no lo hagan y tengamos vientos a favor como ahora, puede ser que arranquemos, pero con alta dependencia del "factor externo".

FAM. ¿Cuáles son. en términos de posibilidades, las medidas que puede tomar el gobierno ahora para salir de esta crisis?

E: La pregunta es atinada: no es lo que debería sino lo que puede hacer. En este contexto político tiene poco margen para hacer cosas. Lamentablemente los espacios políticos para hacer cosas coherentes se dan cuando hay una crisis muy severa, por ejemplo la hiperinflación.

Yo recuerdo que un año antes de la hiperinflación, todos los políticos decían que vender empresas públicas era enajenar el patrimonio nacional. vino la hiperinflación y como ellos iban a desaparecer del mapa si todo seguía así, privatizaron todo en un ano. Es perverso v horroroso el mensaje, pero parece que los políticos tienen dos dedos de frente v actúan cuando la crisis hace que la sangre llegue al río. Vemos que ahora, luego del blindaje y al haber desaparecido el peligro inminente de cesación de pagos y el horror de la devaluación, los políticos se dedican a lo de siempre, o sea a mirarse el ombligo.

FAM: O sea que se aflojaron…

E: Sin duda. Más allá del juicio moral que a mí me merezcan, los números son muy contundentes: luego del blindaje la ley de responsabilidad fiscal original fue reemplazada, en base a un proyecto de ley que el Gobierno envió al Congreso y éste aprobó, y que comparada con la ley anterior que sancionaron el año pasado, tiene 10 mil millones de dólares más de déficit fiscal. Si Argentina estuvo cerca de la cesación de pagos fue porque estuvo a punto de no poder pagar la deuda. ¿Por qué se genera la deuda pública? Porque hay mucho déficit fiscal. Yo creo que alguien con más de dos dedos de frente razonaría: si fue el déficit fiscal el que te llevó al horror de la cesación de pagos, devaluación, generar más déficit fiscal para salir de la recesión, es un disparate!

FAM: La explicación que se da a esto es que se trata de poner a la Argentina en la senda de crecimiento, con mayor gasto.

E: Es que la Argentina ya creció en base a la deuda pública entre el ’91 y el ’94, y desde el ’95 hasta acá se está arrastrando, salvo en el ’97 y ’98. El drama de la Argentina es que se insertó en la globalización -y yo creo que sin duda hay que insertarse en la globalización, porque si no sos Cuba y yo quiero ser la antítesis de Cuba -. Pero se insertó mal. En lugar de elegir la difícil, la chilena, de muy bajos aranceles a la importación, con un tipo de cambio alto, lo atrasó todo lo que pudo, y está más atrasado que en la época de Martínez De Hoz.

Argentina eligió el déficit fiscal, mientras que Chile tiene cero déficit. Si Argentina eligió la estrategia de pegarse a la globalización indebida, inconsistente e insostenible, está claro que insistir en esa estrategia parece un disparate. Debería insertarse de otra manera.

La Argentina tiene un capitalismo que no le sirve a la gente. Es un capitalismo corporativo, demagógico y populista Argentina tiene que competir con el primer mundo. Pero para eso no puede tener un arancel promedio del 14%, sino del 3. Pero…¿Cómo hacer para que no se funda la poca empresa que queda con este atraso cambiario? Con aranceles del 3% tenés que devaluar; y seguramente Argentina para Poder insertarse tenga que devaluar con aranceles del 3% y no del 14.

Esa es la manera en que Argentina va a tener reales ganancias de competitividad y va a tener un capitalismo que le sirva a la gente. Además tiene que eliminar todos los componentes de prevendismo, como la Promoción Industrial. Argentina no debe tenerla, porque sólo sirve para generar corrupción y distorsiones regionales. Argentina no tiene que tener coparticipación federal de impuestos. Que cada provincia viva con lo que recauda y si no que baje el gasto.

FAM: Pero si todos tenemos que competir salvajemente ¿Por qué hay nichos de corporativismo y prevendismo como los que Ud. cita?

E: Porque tomar las medidas necesarias requiere mucho coraje…