Economistas consideran un "disparate" el plan laboral

JOSE LUIS ESPERT (Espert & Asoc.)

Es un disparate total que no va a generar más empleo porque los costos siguen siendo muy altos. Además, parte del supuesto de que la gente si trabaja horas extra lo hace porque el empresario le pone la pistola en la cabeza cuando la realidad es que la gente trabaja esas horas extra para poder comer.
De todas maneras me parece una medida absolutamente consistente con el espíritu socialista que prevalece en la Alianza. Este gobierno al mercado no lo ve ni cuadrado.

Sigue sin creer en él y, si siguen así, esta historia termina mal. Desconocen que las economías en las vísceras son todas iguales y que en la medida que el burócrata de turno no respete ese biorritmo los problemas explotan por algún lado. Por ejemplo, la economía que más empleo creo en los últimos 10 años y que bate récord de mínimos de desempleo todos los meses, EE.UU., es una economía donde no hay leyes laborales.

Carlos Perez (Fundación Capital)

Como objetivo parece noble, pero si fue hecha para que se reduzca el desempleo y que la economía crezca es un sinsentido total. Es una medida de buena intencionalidad pero claramente voluntarista, que en absoluto modifica las expectativas.
Ni ayuda al mercado laboral ni tampoco a salir del estancamiento económico.
La Argentina viene teniendo un ajuste de salarios y el sustituto es que se trabajan más horas. Entonces, en la práctica la gente termina trabajando más horas sin que sean reconocidas. En un contexto de estancamiento económico como el actual, este tipo de medidas no terminan teniendo un efecto en el mercado laboral y tampoco implican la salida del estancamiento económico.
En la medida que la economía logre salir del estancamiento económica, es bien claro que el desempleo va a caer.
Entonces lo que hay que atacar son las causas que explican y dinamizan el crecimiento.

Aldo Abram (EXANTE)

No es bueno que desde el sector público pongan este tipo de restricciones al sector privado. Y una medida así puede hacer aumentar los pagos en negro.
La intención de controlar horas extra dentro del sector privado es relativa porque en definitiva la cantidad de horas extra que se use va a depender del nivel de producción de la empresa y de los instrumentos que se le brinden a ésta para poder contratar empleados.

Mientras no se generen instrumentos necesarios para generar más empleados esta medida no va a reducir el desempleo. Ampliar el período de prueba puede ser más beneficioso. El problema además es que en la medida en que para las empresas les signifique un aumento de costo para aumentar la producción, puede atentar contra la reactivación.

Maria Paz Ferreres (Ferreres & Asoc.)

No es el momento para una medida así y tampoco va a tener un impacto sobre el empleo.
Ampliar el período de prueba, reducir las indemnizaciones y flexibilizar el mercado sería mucho más productivo. Limitar las horas extra no va a generar más trabajadores, eso viene por aumento de productividad y por flexibilización laboral.
En la Argentina las empresas tienen altos costos por impuestos laborales y una medida así puede precarizar aun más el mercado laboral si tomás una persona y no podés prescindir de ella.

El factor clave para generar empleo es el crecimiento económico y en la Argentina tenemos un problema serio: la percepción de la economía es peor de lo que se ve y entonces en este momento lo que necesitamos son medidas positivas que incentiven a la gente a gastar de nuevo.

Julian De Diego (Laboralista)

La reducción de las horas extra tendrá un efecto neutro sobre el mercado laboral porque la cantidad de horas extra que se trabaja es muy poca y lo que más ha crecido últimamente son algunas deformaciones como la de no pagarlas.
La coyuntura no permite que las empresas recurran de manera constante a las horas extra, es una modalidad extraordinaria. Las horas extra son una emergencia, no son una cosa habitual, porque además tienen recargos. A las empresas no les conviene demasiado trabajarlas.

Además, este año, cuando se produce una baja en una empresa, no se repone. Hay reducción de la estructura, reducción de salarios, reducción de beneficios. En este momento, está generalizada la necesidad de ajustar la estructura de las empresas a una economía que se mantiene recesiva.

Manuel Solanet (INFUPA)

El razonamiento de que hay que reducir horas extra para crear empleo no es correcto. Las horas extra siempre estuvieron limitadas en la Argentina, por cierto a niveles mayores que los de este decreto. Lo único preocupante es que esto se enrola en una cierta filosofía regulatoria y de aquí a dar el salto de disminuir el número de horas trabajadas, ya no las extra, para aumentar el empleo.

No puede concebirse que esto se le ocurra a alguien y no me gusta como señal porque está dentro de todo este barullo que ha aparecido hace un tiempo de intentos regulatorios. Si la idea que hay atrás es generar empleos nuevos, no le veo mayor utilidad. La razón de limitar horas extra es simplemente proteger de excesos a los trabajadores.