Medidas que paran la reactivación

La mayoría de los economistas consultados se mostró en contra del paquete impositivo que intenta implementar el gobierno de la Alianza para bajar el déficit fiscal.
Estiman que la aplicación de más impuestos retrasará la incipiente reactivación del aparato productivo al volver a achicar el consumo. Además, hubo coincidencia en reafirmar la necesidad de ajustar los gastos y en atacar la evasión fiscal.

JUAN ALEMANN – Ex secretario de Hacienda
Parece que en la Argentina hay poco pensamiento creativo porque las medidas que se estudian son más de lo mismo. En lugar de subir los impuestos se deberían intensificar los mecanismos para reducir la evasión impositiva y no crear mayor carga tributaria. No se evalúan todas las posibilidades para reducir la evasión. Parece que no hay vocación de perseguir a los evasores.

Hay métodos creativos, inteligentes, que se pueden implementar para aumentar la recaudación. Uno podría ser que el Estado tercerice el servicio de recaudación y pague la comisión que sea, porque el sector público no sabe cobrar impuestos. Los sectores de la construcción y agropecuario evaden 50 por ciento.

JOSE LUIS ESPERT – Director de Econométrica

Luego de una estafa impositiva como ha sido la convertibilidad dado que hoy se recaudan 35.000 millones de dólares más de impuestos que hace 8 años debido al crecimiento económico y a sucesivos impuestazos, es hora de que el gasto público baje dramáticamente y aquí es donde la Alianza demuestra poco coraje.

En lugar de bajar el gasto negocia primero con provincias y después, cuando le va mal, le sacuden el impuestazo a la gente. Lo más grave es que con esta actitud de la Alianza, que no baja el gasto público, y el justicialismo que desconoce la ley de convertibilidad fiscal que ellos crearon, podemos llegar a tener impuestazos como éste todos los años hasta el 2003.
Le sugiero a Machinea que, dado que encontró a los celulares para cobrar impuesto, para los próximos, si no baja el gasto público, que vaya pensando en un impuesto a las computadoras (dado que se usan mucho) a los CD al DVD, a Internet y toda cosa nueva que la civilización nos permite incorporar al consumo. Verdaderamente, lamentable.

MARTIN REDRADO – Presidente de la Fundación Capital

El paquete impositivo es muy poco creativo y más de lo mismo.
Se recrean las medidas que quiso imponer Roque Fernández y no pudo por falta de apoyo político. En lugar de un ajuste impositivo hubiera sido preferible que se buscara recortar el gasto público. En la última década se triplicó el nivel del gasto público, ya que pasó de casi 20 mil millones de pesos a más 50 mil millones.

Si no se corta el gasto público y se optimizan los recursos, vamos a seguir sacándole más plata a la gente. Considero que el sector público vivió en los últimos años como si tuviera una gran tarjeta de crédito. Con estas medidas habrá menos consumo y la Argentina va a crecer menos. Además, hará más lenta la salida del proceso recesivo que afecta al sector productivo.
Distinto hubiera sido si al paquete fiscal se lo hubiera combinado con un profundo recorte en el gasto.
Por ejemplo, se pueden analizar todos los programas sociales, como los que tiene el Ministerio de Trabajo, que generan muy pocos resultados y requieren demasiados recursos.
En definitiva, creo que estos impuestos van a recaer sobre la clase media, sobre los asalariados y los que tienen ingresos fijos, lo que demuestra que seguirán cobrándole a la misma gente.

JORGE REMES LENICOV – Economista y diputado justicialista

Me llama la atención pero el paquete impositivo propuesto por la Alianza no contiene herramientas para combatir la evasión.
A primera vista, el proyecto tampoco indica cómo afectará a la competitividad argentina esta nueva batería de impuestos.
Le recuerdo que en el Parlamento hay algunos instrumentos, entre los cuales se encuentra la bancarización de operaciones superiores a los 10 mil pesos, que son herramientas para evitar la evasión y que no han sido consideradas en este nuevo paquete.

MARCELO LASCANO – Economista y especialista impositivo

Considero que el próximo gobierno no tendrá otro remedio que aplicar el duro paquete impositivo, aunque creo que debería haber una mezcla de impuestos con un mayor recorte en el gasto público. Se puede discrepar o no con las medidas, pero no hay duda que se fundamentan en las condiciones desfavorables que heredará el próximo gobierno, como el gravísimo déficit fiscal. En grandes líneas las propuestas me parecen razonables, en función de la gravedad de la situación y hay que aceptarlo.

Creo además que la clase media será la más perjudicada por el paquete impositivo. Por eso estimo que Machinea debería explicar detalladamente el estado en que recibe las cuentas públicas.
Específicamente propongo que se graven también las transferencias de títulos valores, como los bonos, y considero razonable la suba en los Impuestos Internos.