En materia de crecimiento este es un año absolutamente perdido

Hace varios meses que La Opinión había entrevistado al economista José Luis Espert, quien entonces había formulado un anticipo bastante pesimista respecto al crecimiento económico de nuestro país para este año. En la antevíspera, nuevamente consultado por este diario, el pergaminense afirmó que "lamentablemente, el pronóstico que tenía hacia fines del ´98 -cuando estuve la última vez en Pergamino-, era que en el mejor de los casos íbamos a crecer cero durante 1999.

"Hoy el escenario más probable es una caída del producto del 3,5%; así que la Argentina está en medio de una severísima recesión. Puede llegar a ser una recesión tan dura como la del Tequila por causas totalmente diferentes a la de aquel, pero estamos en una severa recesión. En materia de crecimiento -por lo menos- este es un año absolutamente perdido; para pensar en crecer, ya a esta altura hay que esperar recién a fines del año".

-¿Coincide con el pensamiento de los economistas que ven que hacia el segundo semestre estarían mejorando las cosas a través de una reactivación?

J.L.Espert: A la recuperación la veo recién si Brasil no sufre una nueva crisis financiera. Yo creo que eso va a estar dentro del segundo semestre, pero en particular al final del año; creo que recién en el cuarto trimestre vamos a igualar al año ´98 y por encima del ´99 recién vamos a estar en el primer trimestre del 2000. O sea que volveremos a crecer, con suerte, en el próximo milenio.

-¿Si Brasil no sufre nuevos problemas?

J.L.Espert: Yo creo que Brasil sigue siendo muy inestable a pesar del veranito que está teniendo; es un veranito porque el problema central de Brasil es que la deuda pública interna sigue hoy tan vivita y coleando como antes de la megadevaluación de mediados de enero. El stock de deuda pública hoy es más alto que antes de la megadevaluación, porque la tasa de interés subió de manera espectacular y dos tercios de la deuda pública en Brasil se ajustan por tasa de interés. Al haber subido la tasa de interés, la deuda pública subió y, por lo tanto no pudo ser licuada por la megadevaluación.

Lo que si se ha despejado en Brasil en el corto plazo por eso ha bajado tan abruptamente la tasa de interés y el pronóstico es optimista, algo que yo no comparto todavía es que el Banco Central actual ha decidido dar certidumbre en la política monetaria.
Hasta hace un mes, el Banco Central estaba en el peor de los mundos; había dejado flotar el tipo de cambio y no había anunciado un objetivo explícito para la política monetaria. Sin embargo, ahora flota, pero dice que su tasa de emisión monetaria va a apuntar a bajar la tasa de inflación. Al haber eliminado este foco de incertidumbre, o sea hoy se sabe a qué apunta la política monetaria, eso ha hecho bajar la tasa de interés tan abrupta.

-¿Cómo avizoras el futuro para el agro teniendo en cuenta que están anunciando medidas de protestas que aparentemente no lograrían torcer la voluntad del gobierno?

J.L.Espert: El gobierno va a intentar por todos los medios de degradar toda protesta, diciendo que se pide una devaluación. Por lo tanto el agro y la industria tienen que tener cuidado con lo que piden, aunque tienen que pedir claramente, porque merecen ser escuchados.
Este gobierno dilapidó los impuestos que el agro y la industria pagan al aumentar el gasto público, 30 mil millones de dólares; así que todo ciudadano merece ser escuchado en este momento. Porque cuando las vacas vinieron gordas pagaron impuestos como locos y el gobierno se los gastó; hoy encima pretende más todavía, así que por lo tanto hay que protestar.

Hay que pedir una baja dramática del gasto público, una nueva reforma laboral, una eliminación de los impuestos a los activos, hay que eliminar el aumento al impuesto de las ganancias y el impuesto a la deuda empresaria. Así que hay mucho por pedirle al Ministerio de Economía; pero creo que esta gestión de Roque Fernández va a ser poco permeable a los reclamos, pero los reclamos hay que hacerlos claramente.

-¿Sos escéptico como suelen ser los hombres de campo y de la industria, debido a las medidas que están pidiendo?

J.L.Espert: Soy escéptico de lograr algo. Igualmente, creo que hay que dejar sentada la irresponsabilidad en el manejo de los fondos públicos que este gobierno ha hecho, al haber gastado todo el aumento de la recaudación que hoy tiene la Argentina, respecto de antes del lanzamiento de la convertibilidad. Hay que pelear con todo para que se vuelva atrás con la pésima reforma laboral que tenemos; hay que pelear con todo para que se eliminen los impuestos a los activos, para que quede acentado, para que el próximo gobierno lo tome en cuenta, realmente.