Avanzó la reforma tributaria en el PJ

El bloque de diputados del PJ acordó ayer llevar al recinto el próximo miércoles la reforma laboral y seguirá discutiendo el martes sobre la tributaria.
El punto controvertido sigue siendo la extensión del IVA, ya que no sólo está virtualmente descartado que se grave la TV por cable, sino que también hubo críticas a los artículos que alcanzan a la medicina prepaga y al precio de tapa de revistas.

La suerte de las dos reformas pareció variar ayer cada media hora, a raíz de reiterados cambios en el clima político en Diputados. Un dictamen sorpresivo a favor de iniciar juicio político a la Corte Suprema, logrado por la Alianza con un guiño del duhaldismo, puso en jaque la unidad del bloque peronista y amenazó con paralizar el trabajo legislativo.
Finalmente, la discusión sobre los proyectos pendientes fue motorizada por la decisión del titular de la bancada, Humberto Roggero, de convocar a una reunión y arrancarles a sus pares una ratificación en el cargo. De este modo, buscó anticiparse a una eventual insistencia del Ejecutivo, en pos de forzar su renuncia.

En esa reunión del bloque, la menemista chubutense Elsa Melonio fue una de las legisladoras que defendió más enfáticamente la imposición del IVA a la medicina prepaga. En tal sentido, dijo a El Cronista que "es una falacia decir que estamos gravando la salud; no se trata de una consulta médica o de una intervención quirúrgica, sino de empresas comerciales que deben pagar impuestos".

Melonio agregó que, "si el martes que viene no llegamos a un consenso sobre estos puntos, la discusión final sobre los tres artículos polémicos de la extensión del IVA podría quedar para el recinto, donde eventualmente se podrá pedir que se sumen al texto del dictamen que aprobó la Comisión de Presupuesto y Hacienda, y que tiene apoyo parcial de la Alianza".
De este modo, el IVA alcanzaría nada más que a la fabricación de naves y aeronaves, y a la publicidad, respecto de lo previsto en el proyecto original. Además, se incluiría un nuevo criterio de cálculo del gravamen a los medicamentos importados, para que paguen sobre el precio de venta a droguerías y no sobre el de ingreso al país.

La oposición a gravar la TV por cable estuvo en cabeza del cordobés Juan Carlos Maqueda, quien la calificó de "dudosamente constitucional. La comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja _dijo_ es el órgano legislativo idóneo para estudiar la aplicación del IVA a los medios y analizar la cuestión, no bajo el prisma económico o financiero, sino de la constitucionalidad o no de la medida y del avasallamiento a la libertad de prensa, y cuando se trate la reforma impositiva en el recinto, yo abogaré para que esa parte del proyecto sea girada a esa comisión".

Entre las muchas salvas que se dispararon ayer alrededor de la reforma tributaria, destacan las declaraciones periodísticas del viceministro de Economía, Pablo Guidotti, y las del presidente de la Comisión de Presupuesto de Diputados, Oscar Lamberto.
Guidotti admitió que los votos favorables del bloque justicialista no alcanzan para aprobar la iniciativa, como pretende el Gobierno, pero insistió en que "Economía mantiene
su posición de que no debe haber exclusiones y no resignó la aplicación del IVA al cable". Insistió en que, sin la generalización del IVA, "la reforma no tiene sentido".

Lamberto embistió contra esta posición de algunos funcionarios de Economía, al afirmar que "el planteo del Poder Ejecutivo es muy a todo o nada. No alcanzamos a entender que hay 196 artículos de una reforma que tiene 200 en los que hay consenso y por qué son importantes los cuatro que faltan y no los otros.
Si esta es la postura del Ejecutivo -enfatizó-, no tiene sentido avanzar en una reforma que realmente, aunque creo que es trascendente, no la quiere quien la pide".

En otra movida sorpresiva, la Comisión de Legislación Laboral sumó ayer otro dictamen favorable a la creación de un impuesto al automotor para el Fondo Docente. Si bien esto apoyó con modificaciones la versión de la Comisión de Educación, la iniciativa está frenada por ahora, por la férrea oposición de los gobernadores y de la Comisión de Presupuesto. En este órgano, están dispuestos a sentarse encima en cuanto llegue a sus manos.

Una exención que huele mal

La generalización del IVA a todos los sectores excepto las empresas de cable fue duramente criticada por los economistas consultados por El Cronista. No solamente la calificaron de señal política “vergonzosa” e “indignante”, sino que además consideraron que vino en un mal momento para Roque.

José Luis Espert

(Econométrica)

Me parece muy mal que el cable no pague IVA. Por empezar, genera incentivos económicos artificiales, ya que se favorecen ciertas actividades en desmedro de otras. Para ser eficiente, la recaudación no debe generar distorsiones. En segundo lugar, desde el punto de vista político es una vergüenza que se grave todo menos un sector, porque es algo que huele mal.
Entendería argumentos profesionales, técnicos, económicos para que no pague la medicina prepaga, pero no veo justificación en el caso del cable. Además, la reforma tributaria tiene un problema de fondo grave: generalizar tasas de 21% es una locura, muy poco razonable.

Federico Muñoz

(C&E Consultores)

Lo más grave de la caída del IVA al cable es que confirma que un lobby efectivo y poderoso puede mas que la lógica. Que la rnedicina pague este impuesto y el cable no es una mala señal. Además. es un mal momento para que se ponga en duda la credibilidad del equipo económico, porque la reforma tributaria es la reforma mas preciada de Roque Fernández y dada la vulnerabilidad de los mercados ahora, se puede tornar como un símbolo. Desde el punto de vista fiscal, no tiene un impacto grave.

Martín Redrado

(Fundación Capital)

Se quita una de las fuentes de recaudación más importantes que tenia la generalización del IVA, así que nos quedamos con un impuesto rengo. La parte central de la reforma, que era la reducción de los impuestos al trabajo, seguramente no se ya a poder hacer en forma tan importante como lo necesita la economía argentina. Como señal política no es buena. y la reforma tributaria termina desgastada. Después de la renuncia de Carlos Rodríguez se estaban esperando señales mas fuertes por parte de Roque Fernández, mostrando que el camino. continuaba.
De todos modos, los diputados saben que no se cae el mundo si esta reforma no sale o sale con desgaste y con su cuota de favoritismos.

Arnaldo Brocco

(Economista del FrePaSo)

Desde el punto de vista político, refleja una gran debilidad e incapacidad para resolver el problema en un momento de alta volatilidad y vulnerabilidad financiera de la Argentina.

En relación con la reforma tributaria en general, se convirtió en un tira y afloja cuando se podría haber atacado por el lado de la evasión. Creo que el Gobierno se durmió en los laureles durante algunos meses, en vez de hacer reformas fiscales más sólidas. El IVA al cable en particular fue un empecinamiento de Roque y un pedido del Fondo, pero no, va resolver en absoluto las necesidades de financiamiento para bajar los aportes al trabajo.

Juan Pablo Dicovsky

(MVS Macroeconomía)

Que el cable finalmente no pague el IVA es una señal negativa, pero no es grave. Más bien, me
parece que es indignante por el lado político, que los intereses particulares de un legislador prevalecen porque ocupa un lugar clave. Sin embargo, imagino que Pierri es la cabeza de un lobby muy grande y que al estar tan cerca de la opinión pública, logra gran repercusión. Es negativo que la reforma tributaria salga con tantas idas y vueltas, con amenazas en el medio.

Es difícil cuantificar el impacto fiscal, pero seguro que no será importante. Se pueden encontrar alternativas de financiamiento que todavía permitan bajar los aportes.