El déficit es insostenible

Todos los economistas coincidieron en que, más allá de que el Fondo haya percibido problemas de déficit comercial y de un peligroso avance de proyectos políticos populistas, el documento del organismo financiero exagera. Prácticamente todos descartan la tesis de "congelar" la economía y sólo aconsejan aumentar encajes.

El principal problema que identifican es la situación de Roque Fernández, al que ven estático y sin posibilidad de instrumentar mayores ajustes. Por el contrario, defiende proyectos como el plan de autopistas y la mayor presión impositiva. Sin embargo, presienten un peligro concreto: una nueva crisis financiera internacional que tomo a la Argentina con un diagnóstico del Fondo contrario. Roberto Alemann fue claro: más allá de que la economía esté bien, un operador se toma cinco minutos para analizar el texto del FMI y directamente aprieta un botón de venta.

José Luis Espert: "El déficit es insostenible"

La Argentina está mostrando un desfase difícil de sostener por la velocidad a la cual crece su deuda externa y la velocidad a la cual crecen las exportaciones. De esta manera, hay que reducir la demanda interna para ser más responsables desde el punto de vista presupuestario.

Esto es lo que dice el FMI y yo estoy de acuerdo. Disiento totalmente con el FMI que la manera de asegurar la solvencia externa sea aumentando impuestos y sancionando la reforma laboral.

MAGIA

Ese tema es una reforma estructural que debe ser hecha de la manera más ortodoxa posible pero hay que tener claro que no se produce "magia" en materia de solvencia externa. Uno de los grandes culpables de la apreciación real del tipo de cambio que existe es el comportamiento expansivo del gasto público que creció 35.000 millones de dólares (120%) desde el lanzamiento de la convertibilidad. Está mal que el FMI pretenda "socializar" las pérdidas y hoy diga que son necesarios más impuestos.

El gobierno y el FMI deberían decirles a los empleados del sector público, a los jubilados y a las empresas que reciben subsidios estatales que ese esquema de gasto no es sostenible, salvo con tasas impositivas salvajes que ponen a la evasión en niveles infinitos.