Reportaje a José Luis Espert

03 Nov
0

GB: José Luis, ¿cómo va a ser el 2010 en materia económica?

JLE: Va a ser un año con una recuperación de la actividad económica pequeño, no más del 2%, va a ser un año con un ratio de inflación de alrededor del 20%, y va a ser un año, creo, crítico en lo fiscal y crítico en lo social; crítico en lo fiscal porque si hoy el Gobierno no está dispuesto a confiscar nada más de lo que ha confiscado, como los ahorros previsionales, el agujero de caja, si se sigue gastando a esta velocidad, debe estar cercano a los 14 mil 15 mil millones de dólares, así es que va a tener que hacer algo.

GB: Un numerito…

JLE: Un número grande, así es que algo va a tener que hacer, ajustar o no ajustar, pero no sé qué va a confiscar, o pedirle plata al Fondo, con lo cual va a tener que permitirle a la Misión que aterrice en Ezeiza con todos los honores.

GB. ¿Me parece que no va a aceptar eso, no?

JLE:Si no lo acepta va a tener que ajustar entonces, o va a tener que confiscar algo más, robar algo más.

GB: O sea que las opciones son o acepta que venga la delegación del Fondo Monetario que se meta a mirar las cuentas, que desentrañe algunas de las trampas de Moreno o, baja el gasto público.

JLE: O confisca algo más, o sube más los impuestos, o sube más los impuestos, o sea, todavía hay muchas opciones, lo que digo es que estamos a un nivel de desequilibrio que algún costo va a haber acá que pagar, porque socialmente lo veo complicado también.

GB: ¿Por qué conflictivo en lo social?

JLE:Porque veo que ellos sin dudas se van a lanzar al 2011, sea él o Cristina, y está claro cuál es la estrategia para desconocer la derrota electoral del 28 de Junio, es acostarse o recostarse más sobre la izquierda. Lo que estamos viendo en cuestión social últimamente con las manifestaciones, piquetes, la violencia, me parece que va a ser moneda corriente durante el 2010, porque la izquierda sabe que Kirchner ha quedado debilitado por el 28 de Junio y sabe que el único apoyo poderoso que le queda es la izquierda, entonces lo va a usufructuar, la izquierda es revoltosa, complicada, liera, así es que…

GB: Uno siempre tiene casi la sensación de que en la Argentina los problemas técnico-económicos terminan en la política, y que casi todo lo malo que pasa en la economía argentina se genera en la política, ¿es así en todo el mundo o es una particularidad criolla?

JLE: Yo creo que la particularidad criolla es el regodeo con las Instituciones, los tips y los modos de la decadencia, esos son los tips netamente criollo, el del Estado empresario, del Estado socio del sector privado, del pueblo para proponerle cualquier cosa absurda y que el pueblo te la vote, es el mega-Estado que cuida de todos, el Estado bienestar, el hacer negocios grandes al calor de la política, acá el que no está cerca del calor del poder hace negocios pero pequeños, exiguos, amarretes, el que hace grandes negocios, el que genera bienestar para los bisnietos y tataranietos, en la Argentina seguramente tuvo que pasar por el Estado previamente o estar cerca del Estado; lo que es típicamente criollo es eso, es ese regodeo con las Instituciones y los modos de decadencia.

GB: Hace un momento hablábamos de la marcha del Mundo, y es verdad que ha habido cimbronazos en los últimos meses, en el último año y medio, y es verdad también que esto ha generado algún intervencionismo mayor, en particular en los mercados financieros en países como Estados Unidos, pero también es cierto que parece haber como una corriente de base liberalizadora de la economía si uno lo mira en un término de dos o tres décadas.

JLE: Sin dudas, sobre la superficie estatizante hay una base liberalizadora o liberal que, si uno se pone a pensar, prácticamente en Estados Unidos es la base de sus creencias, es la base de su sistema, ha habido tangencialmente una ola estatizadora para poner un poco de orden al sistema bancario y lamentablemente Argentina exagera con cada cosa que hay en el Mundo, exagera con la estatización y exagera con el proteccionismo, que también el Mundo ha protegido a algunas industrias, pero muy puntualmente y muy transitoriamente, en cambio nosotros nos hemos blindado contra la competencia extranjera en algunos sectores directamente.

GB: José Luis, ¿por qué tenemos tanta dificultad en mirar los modelos exitosos los argentinos?, en esta cosa que un poco el ejemplo superlativo es Cristina Kirchner en el Grupo de los 20 diciendo "hemos generado un modelo propio", como si eso fuera un mérito, ¿no?, digo, uno mira a Chile, el país que tiene más libertad económica en América Latina, y también el que más ha bajado la pobreza, ¿por qué ejemplos como esos no son más observados en la Argentina, no son más continuados?

JLE: Bueno, yo siempre la descripción que te tengo que dar en eso es parcial lamentablemente, incluso personalmente, mi intento de entender nuestro apego a la cosa bizarra, a la cosa decadente, me lleva a una explicación que es siempre parcial; Yo qué te diría hoy, mirá, el Mundo fue un Mundo abierto al comercio, a los movimientos de capitales, básicamente hasta la Primera Guerra Mundial y un poco después hasta la Crisis del 30, y el Mundo a partir de la Primera Guerra Mundial y la Crisis del 30, ni hablar después de la Segunda Guerra después de un tiempito, fue un Mundo que se protegió, que no comerció, la Argentina hizo eso, ahora el tema es que el Mundo después, el Mundo civilizado al menos, los Chile de este planeta, los Brasil, los Uruguay, por citar ejemplos cercanos, tenemos Irlanda, Australia, dentro de los emergentes, ni hablar de Estados Unidos y una parte de Europa, al tiempito que se protegieron y se dieron estas medidas de crisis, volvieron a la civilización, al comercio, a dialogar, al movimiento de capitales, ahora Argentina quedó presa del proteccionismo y de la autarquía de las épocas de crisis, guerras mundiales o crisis como la del 30, y eso es lo que está haciendo Argentina por casi más de medio siglo, o sea, aplicar programas y actitudes que son las actitudes que el Mundo tuvo transitoriamente mega crisis o guerras mundiales, ahora el ¿por qué Argentina hace eso?, Yo no llego a explicármelo, pero lo que es claro es que Argentina tiene un regodeo con las Instituciones y los tics de la decadencia, teniéndolos a ellos como no comerciar o como el defenderse permanentemente de la entrada de capitales, el extranjero es pecaminoso, el ¿por qué hemos quedado presos de la decadencia?, Yo creo que acá al final también hemos construido una parte de la clase empresaria al calor de los negocios del estado, en la política ya no es una actividad…

GB: ¿Vos ves responsable a la clase empresaria sobre lo que vive la Argentina?

JLE:Salvo honrosas excepciones en la que está gran parte de la clase empresaria de Rosario, como hablábamos hoy, sin duda hay una parte de la clase empresaria hoy en la Argentina que es parte del problema, por ejemplo,los Mendiguren son parte del problema, no de la solución de Argentina, mientras que en Argentina la manera de hacer plata grande sea al calor del estado, directa, como la hacen los Baez, los Cristóbal López, que serían menos que barrenderos si no serían amigos de Kirchner, o con negocios indirectos con el Estado, como los De Mendiguren estamos fritos.

GB: El tamaño del Estado en la Argentina, o el nivel de gasto público, ¿es hoy el más alto de la historia?

JLE:Sí, es el más alto de la historia.

GB: Y sin embargo la pobreza, según parece estar según los datos privados confiables como los de la Iglesia o algunas otras consultoras, también en el más alto de la historia.

JLE:No, el más alto de la historia no, pero cerca de

GB: Sacando el valor del 2001, 2002, uno podría titular "casi caro pero el peor"

JLE:Sí, evidentemente sí. Lilita Carrió diría "ésta es la contracara del robo", por eso Lilita Carrió te dice "subsidio a la niñez generalizado". Yo digo cuidado, dar un subsidio a la niñez, a las familias pobres es darle un subsidio a la maternidad irresponsable, segundo, es matar los incentivos a prosperar, por motus propio, el tercero, cuidado que en muchos casos, el papá, el jefe de familia de esa familia es un alcohólico, es un drogadicto, entonces estamos subsidiando el descontrol, Yo creo que a los chicos habría que darles un subsidio muy concentrado en las familias de extrema pobreza y en especies, en los comedores escolares, en las ONG, pero nunca en efectivo, y muy condicionado, y muy acotado, porque acá lo que hay que preservar es el poco espíritu al esfuerzo y al trabajo que hay en el promedio de la población argentina.

GB: Bueno, el sistema que impera en la Argentina es el peor de todos, ¿no?, porque es un sistema clientelista solamente, un sistema que está, uno podría decir, casi premeditado para mantener la pobreza.

JLE:Sí, no hay duda. Yo no lo dudo a eso. Yo no dudo; vos tenés un Estado gigantesco mantenido por la gente más productiva, más competitiva, que son los que están en blanco, que encima no te provee bienes públicos y encima no lucha contra la pobreza, porque la pobreza no es un bien público, como lo son seguridad, justicia y educación, o sea, ni te da bienes públicos ni lucha contra la pobreza, esa contracara de la holgazanería, el vago, el corrupto.

GB: Hace unas semanas vengo pensando que tanto el Gobierno de Menem, como este Gobierno y el de Duhalde, por supuesto, en el fondo se sustentaron en una coalición política basada en una alianza entre el conurbano bonaerense y ciertas provincias, no diría pobres, pero sí empleo público dependientes, pareciera bastante objetivo esto, ahora si esto es así, qué complicado que un país esté gobernado por una coalición política formado por el conurbano de Buenos Aires y provincias empleo público dependientes en detrimento de las regiones y provincias más productivas.

JLE: Bueno, ahí pongo el dedo en la yaga y te diría que responsabilidad tienen las provincias más productivas y competitivas en lo levantar la voz en esto, ¿no?, a mí lo que me parece una cosa increíble, realmente no lo puedo creer que provincias como la de Buenos Aires y la de Santa Fe, provincias donde el agro es un actor central en la generación de trabajo, en la generación de recaudación, no se hayan opuesto de manera terminante a las retenciones, terminante oposición a los cierres de los registros de exportación, esta lucha, esta guerra de la AFIP y del Gobierno contra el agro, Yo no entiendo cómo no son provincias que se hayan levantado en pie de guerra directamente contra la Nación, por ese motivo la coalición ésta que gobierna con la lacra del conurbano es la que se impone, esto explica la decadencia argentina, cómo se explica que las provincias productivas y competitivas acepten la guerra contra su sector visceral y madre que es el agro y el petróleo, bueno, eso en las provincias del norte y del sur, acepten la guerra contra el campo que el Gobierno ha encarado, es una cosa de locos, es inentendible.

GB: Sí, además que acepten negociar tiene que ser, la retención debería ser cero.

JLE: La retención debería ser cero, por un tema de fondo; le discuto el argumento de las retenciones a todos, y a todo nivel, primero, ¿cómo vas a poner un impuesto para exportar?, cuando el Mundo se mata por venderles productos a otros, o las empresas se matan para ganarle el mercado a otra empresa; segundo, el termino recaudación no existe en las retenciones, las retenciones al agro son 20 mil millones de pesos al año, la recaudación total de Argentina son 400 mil millones de pesos al año, ¿por el 5% de la recaudación estás en esta guerra contra el campo?, no, creo que acá no tenés esta coalición si no tenés la omisión, imperdonable en parte, de la política y de los empresarios de provincias como la de Buenos Aires y de Santa Fe, sin duda.

GB: Muchas gracias.

JLE: Por nada.

Comments

    No Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Fields marked * are mandatory.