"La mayor preocupación para 2009 será sostener los puestos de empleo"

09 Nov
0

José Luis Espert es economista y en diálogo con La Mañana dio su visión respecto de la situación financiera que atraviesa nuestro país.

El director de Espert & Asociados, Consultoría Macroeconómica, manifestó su preocupación por «el desastre fiscal que hicieron los Kirchner» en los años de vacas gordas, ya que -según el economista- en lugar de ahorrar, «se gastaron todo».

¿Cómo observa la situación económica actual de la República Argentina?

Nuestro país este año está teniendo una desaceleración macroeconómica muy importante, luego de crecer al ocho por ciento entre 2003 y 2006, al siete en 2007 y a un cinco y medio por ciento -como máximo- en 2008.
Hay probabilidades de que haya un estancamiento y a lo mejor también, recesión durante 2009. Esto no ha sido producto de la crisis internacional sino que la verdadera causa de la imposibilidad de seguir creciendo es el desastre del programa económico que hemos tenido a lo largo de un lustro…un programa basado en aislar a Argentina del mundo, prohibiendo exportaciones -y ahora ya también importaciones- y maximizando el tamaño del Estado.
El disparador de este estancamiento sí es la crisis internacional pero junto con las respuestas que le ha dado el gobierno nacional a esta crisis, a lo largo del año.
En primer lugar, se trató de confiscar la poca renta que quedaba del agro con las retenciones móviles y luego del fracaso, ahora se produce la confiscación de los depósitos que la gente ha ido constituyendo para jubilarse, en los fondos de pensión.

¿Cuál cree que será la mayor preocupación de la sociedad en 2009?

Durante todo este año, lo que sin dudas produjo mayor intranquilidad fue la inflación, que cerrará el 2008 con un 25 por ciento.
El año próximo en cambio, creo que la mayor preocupación será sostener los puestos de empleo porque nuestro país se orienta, indefectiblemente, a un estancamiento y seguramente se va a destruir empleo, lo cual producirá el incremento de la tasa de desocupación.

¿Cómo juzga al sistema impositivo de nuestro país? ¿Lo considera distorsivo?

Como muchas discusiones absolutamente «disparatadas»que hay en Argentina, yo creo que este tema no excede a estos desatinos, porque siempre ronda en lo «justo» o «injusto», si distribuye poco o mucho y nunca es «cuánto castiga» a la producción y al crecimiento sostenible.
El principal problema que evidencia el sistema impositivo es que resulta «salvaje» lo que se le cobra a los que están en blanco. Es «expropiatorio». El que está en blanco en nuestro país, paga algo muy parecido a los países ricos de Europa, con la diferencia de que en el Viejo Continente el ingreso per cápita es de 35.000 dólares y en Argentina es de apenas 8.000…8.000 que tampoco son sostenibles porque existe un atraso cambiario que resulta insoportable.
Al ser «expropiatorio», hay una necesidad brutal de bajar impuestos.
En segundo término, creo que este esquema está mal diseñado porque habría que eliminar todos los impuestos distorsivos, como los del cheque y las retenciones, a los que se los defienden desde el punto distributivo.
La tercera reforma que habría que hacerle al sistema impositiva, constaría en eliminar la coparticipación federal de impuestos para poder disminuir impuestos y poder reducir el gasto público.

¿Qué le falta a nuestro país para atraer inversiones?

Todo. Le falta todo para atraerlas y para que sean sostenibles.
Argentina atrae inversiones espasmódicamente, cuando después de un gran desastre hace algo razonable.
Por ejemplo, después de la hiperinflación atrajo inversiones durante la convertibilidad; cuando esta terminó vinieron algunas más también pero en general nos falta todo para generarlas.
Cuando digo TODO, me refiero a que sea un país que se convenza de la importancia de tener un sector público chiquitito, que no expropie con impuestos la rentabilidad empresaria para atraer capital que tengan ganas de «ganar plata» y que puedan invertir acá.
Obviamente habría que eliminar también el clientelismo, el amiguismo y la corrupción, para lo cual probablemente se necesita una elite de próceres más que de delincuentes, como tiene en general Argentina, manejando la cosa pública.
Además, se necesitaría una auténtica vocación pro-mercado, que trascienda las distintas administraciones.
En nuestro país, tuvimos a la gestión de (Carlos) Menem pro-mercado pero como hizo las cosas muy mal fiscalmente, terminó de igual modo y hoy tenemos una administración anti-mercado TOTALMENTE.
Por otro lado, también resultaría fundamental algún tipo de estabilidad en las reglas de juego y no este desastre incierto y que no se sabe «con qué se va salir» el Gobierno después de diez minutos que haya salido con algo.

¿A qué debería abocarse el Ministerio de Economía de la Nación entonces para revertir la recesión que tal vez deba enfrentar en 2009?

La recesión es imposible de evitar. En primer lugar, porque en los últimos cinco años de «vacas gordas» los Kirchner han ocasionado un verdadero desastre desde el punto de vista fiscal.
Hoy el gobierno nacional junto con las provincias y los municipios deben tener hoy un déficit fiscal muy similar al del año 2002, cuando nuestro país estaba incendiándose.
A pesar de esto, yo no creo que vayamos a tener en 2009 los problemas de aquel año porque la deuda pública -con la reestructuración que implementó el ex Ministro de Economía, Roberto Lavagna- fue postergada hasta el día del juicio final y no hay grandes vencimientos.
Sí sería deseable hacer un congelamiento del gasto público para que el empleo privado sufra lo menos posible.

¿Estamos mejor preparados para enfrentar una crisis?

En todo caso, estamos menos peor…pero no hay manera de evitar el estancamiento. De hecho, el mundo está yendo a una recesión de este tipo como consecuencia de la crisis que tuvo como epicentro a Estados Unidos y se extendió a Europa.
En nuestro caso se agrava por lo que decía antes, por el desastre fiscal que hicieron «los Kirchner» en los años de vacas gordas.
Al no poder escapar de la recesión que se viene, se puede discutir quién es el «pato» de la boda; si es el desempleo o los salarios reales. Cuanto más devalúe el gobierno, menos caída del empleo va a registrarse y viceversa.

¿Qué opinión le mereció la media sanción en diputados del proyecto del oficialismo, en lo que hace al traspaso de las jubilaciones de las AFJP al Estado?

Antes le decía que a nuestro país le falta TODO para atraer inversiones y en parte, sostengo que es TODO por la media sanción que se le dio en la Cámara de Diputados a este proyecto.
Lo que sucedió el jueves es un eslabón más de la tragedia argentina, donde la mafia que viene del gasto público es capaz de llevarnos a la hiperinflación, al peor desastre de toda la historia como en 2001 y 2002, violar impuestos a los que están en blanco y ahora expropiar los ahorros con tal de no reducir su caja.
En última instancia, este es tema de fondo…los que manejan en Argentina el gasto público y claramente también los que votaron a favor del proyecto de las jubilaciones son los que viven de este dinero, como lo van a hacer los senadores en los próximos días.

Comments

    No Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Fields marked * are mandatory.