Gasto subió 26% y se reduce el superávit

El gasto público creció en marzo 26%, con lo que aumentó 27% en el primer trimestre del año, comparado con el mismo período de 2005. El ritmo del incremento preocupa porque es superior a la suba de los ingresos del Estado en el mismo período (cerca de 20%), y la cifra es alarmante si se tiene en cuenta que crecerá aún más cuando se otorguen, como ya se descuenta, incrementos salariales en el sector público y jubilaciones.

El Ministerio de Economía difundió ayer los datos que muestran que el superávit primario creció 13,7% en marzo frente al mismo mes del año pasado, un resultado inferior al esperado por el mercado. Alcanzó $ 1.404,1 millones frente a $ 1.234,9 millones de igual mes de 2005.

Los ingresos llegaron en marzo a $ 11.226 millones, de la mano de una mejora de los ingresos impositivos. Pero el gasto público creció cerca de 26%, a $ 9.201,2 millones.

Los economistas destacan varios aspectos por los cuales el nivel en el que se encuentra el gasto es preocupante. Por un lado, es una de las principales causas de la inflación, que en el primer trimestre del año ya trepó 2,9%. «Con un crecimiento para el año de entre 20% y 25% en las erogaciones, la inflación se ubicará entre 12% y 13%», aseguró a este diario José Luis Espert. El economista agregó que tomando en cuenta una metodología internacional, la suba del gasto público es récord en los últimos 40 años.

Por otro lado, «es preocupante la tendencia al alza del gasto y la precariedad para sostener el superávit primario. Sigue el crecimiento cuando todavíano se dieron los aumentossalariales a los empleados públicos, que son los más retrasados en el plano laboral y serán más importantes de lo que se calcula», explicó Manuel Solanet. El economista asegura que luego de que el presidente Néstor Kirchner otorgó un aumento de 30% a los empleados públicos de Santa Cruz y se están cerrando incrementos para los privados cercanos a 20%, en el mes en que se computen, el gasto crecerá de manera aún más alarmante.

Desaceleración


En este punto, Espert hace otra aclaración. «Habrá una desaceleración hacia fin de año, cuando se compare el gasto con el de agosto, setiembre y octubre del año pasado. En esos meses tuvieron una fuerte influencia las elecciones.»

Nadin Argañaraz, de la Fundación Mediterránea, acota que con este nivel «el gobierno se excederá de la pauta presupuestaria que indica un gasto primario cercano a 18%. Por lo tanto, tampoco se cumplirá con la Ley de Responsabilidad Fiscal. Igualmente, resta ver cómo evolucionan los ingresos, que son los que darán margen a la suba de los gastos para mantener el superávit en los niveles esperados».