Estiman para octubre alza de 1%

El ritmo que ha alcanzado la inflación ya concentra la atención de los economistas que no ocultan su preocupación por el nivel registrado en setiembre.


ALDO ABRAM

• El dato de setiembre superó nuestra estimación, esperábamos 1%. La tendencia es creciente y 2005 terminará con 11,5% y las perspectivas para 2006 son cercanas a 11%.

• Los argumentos esgrimidos por el BCRA para justificar la inflación no son ciertos. No hubo aumentos salariales ni tampoco es culpa de un cambio de precios relativos, porque lo que más subió fueron alimentos y bebidas, o sea, bienes transables; y además no se registran mejoras salariales.

• Lo que está mal es que el dólar en el mundo se está depreciando y a diferencia de lo que hizo Brasil -que lo dejó caer- en la Argentina importamos inflaciónpara contener la baja del dólar, entonces, emitimos más pesos de los que la gente quiere.

• Para octubre, por razones estacionales la inflación cederá levemente, debería estar entre 0,9% y 0,8%. Si el BCRA continúa con la política monetaria expansiva, las perspectivas para 2006 son de 11% anual.


HERNAN ESTEVES

• Era esperable una tasa de inflación de más de 1%. Una economía que crece a 9% sin aumento de la capacidad instalada genera estas presiones inflacionarias. Además, con el nivel actual de inversión es casi imposible que el PBI crezca 9% sin mayores aumentos de los precios.

• El dato de corto plazo muestra que los alimentos tuvieron una alta estacionalidad interanual. Los precios aumentaron fuerte entre la primera y la tercera semana. A partir de la cuarta, cayeron, lo que genera un arrastre negativo para octubre de frutas y verduras.

• Hacia adelante vendrán más aumentos, primero los taxis, después prepagas, colegios y así todos irán ajustando. Esto marca una tendencia de inflación creciente.


JOSE LUIS ESPERT

• Fue levemente por arriba de lo esperado, que era 1%. Pero lo importante es que hace rato que la inflación dejó de ser estacional. Hay que mirar el núcleo de la inflación (bienes y servicios no regulados y no estacionales) y no baja hace meses de 0,9% promedio. Estamos con una inflación de dos dígitos y no es una cuestión de los servicios privatizados ni de la carne ni de empresarios malvados.

• Es inflación en serio, es baja para los estándares argentinos, pero es alta. Después de la hiperinflación la gente se asusta con inflaciones de 12% a 15% anual. En el primer trimestre, la inflación fue de 17% anual y la actividad se cayó: el PBI creció sólo 0,5%; luego, en el segundo trimestre, la inflación bajó y la economía volvió a crecer 2%.