El aislamiento conspira contra la posibilidad de atraer capitales

Los analistas consultados por INFOBAE no se alarman por las consecuencias que sobre la economía argentina se pudieran derivar el conflicto entre Irak y Estados Unidos. Relativizaron los efectos y descartaron que puedan capitalizarse oportunidades de inversión, sobre las que no habría posibilidades, dado el inestable desorden interno en el que se encuentra inmerso el país.

Enrique Folcini, ex presidente del BCRA: Si bien la Argentina es un exportador marginal de crudo, la mejora de los precios internacionales podría tener cierto impacto positivo pero las condiciones institucionales cortan cualquier expectativa de capitales que pudieran fijarse en la región para invertir en el sector. Máxime cuando tenemos candidatos hablando de reestatización.
En cuanto al precio de los commodities, ya no podemos esperar que como en las guerras de trinchera de décadas pasadas mejoren los precios internacionales. Podría esperarse un impacto positivo pero como contar con un acuerdo más amplio con el Fondo Monetario.

Felix Peña, ex secretario de Comercio Exterior: Creo que es un escenario que deberían estar considerando quienes están en el Gobierno y quienes aspiran a ganar las próximas elecciones. Debemos ser extremadamente prudentes y no formarnos falsas expectativas. Las inversiones del sector energético, como las de hidrocarburos, dependen básicamente del clima de negocios e inversiones de la región. Y la Argentina debe analizar con precisión sus próximos pasos. Tenemos todavía por delante muchos deberes para llegar a capitalizar cualquier oportunidad que pueda ofrecer el mercado internacional. Hay en este momento una reunión de ministros en Tokio que es preparatoria para la OMC y la Argentina no tiene ningún representante, en contraste con Brasil que envió tres funcionarios.

Nicolas Caruso, economista del CEI: El debilitamiento del dólar se agravará por el temor a represalias en territorio norteamericano. Además, la agudización de la recesión económica por el alza del crudo será un contraestímulo para la inversión. Las tasa de interés bajarán pero no podremos capitalizarlo por el default. Pero sí habrá un beneficio por la depreciación del dólar frente al euro, que permitirá mayores exportaciones a esta zona.

Jose Luis Espert, consultor de empresas: El problema será que el Gobierno se entusiasme y dispare un aumento de las retenciones a las exportaciones de petróleo y productos derivados. Respecto de un peligro de fuga de capitales no habría problemas en la Argentina aunque sí podría haberlo en Brasil.

En cuanto a que el conflicto pueda ahuyentar inversiones, no lo creo así ya que no están dadas las condiciones para que vengan, aunque no lo hubiera y menos con las ideas antagónicas de los candidatos. El refugio en caso de guerra será principalmente el oro y quizá también el euro, aunque en menor medida.