La suba de la recaudación llegaría este mes al 70%

Se ubicaría cerca de los $ 4800 millones; las retenciones aportan menos recursos

La baja del IVA sólo generó un ligero impacto

La AFIP plantea reforzar su campo de acción

Los analistas creen que el resultado anual fue razonable

Sin el efecto pleno de la baja del IVA, el Gobierno alcanzará este mes una suba en la recaudación impositiva cercana al 70 por ciento y cerrará el año con un incremento del 11% en relación con el crítico 2001.

Fuentes del Palacio de Hacienda y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) indicaron que, a dos días del cierre de la recaudación, la proyección oficial muestra un cierre de $ 4750 millones a $ 4800 millones para los ingresos tributarios.

De este modo, se produciría un aumento del 68 al 70% en relación con el mismo mes del año pasado.

En particular, las fuentes consultadas por LA NACION precisaron que el IVA rondaría los 1500 millones de pesos, con un "ligero impacto negativo" de la reducción en la alícuota del 21 al 19% dispuesto a mediados del mes pasado. En diciembre de 2001 habían ingresado $ 825,2 millones por este tributo y en noviembre último, 1501 millones de pesos.

Para enero, se espera que la rebaja mencionada provoque una caída mayor en el IVA, que, según las estimaciones del ministro de Economía, Roberto Lavagna, deberían compensarse con una suba en el consumo.

Otra de las "joyas" de la recaudación 2002, los derechos de exportación, habrían presentado una ligera baja en relación con noviembre, al estacionarse "cerca de los 500 millones de pesos", afirmó una calificada fuente oficial.

En la comparación anual, estos ingresos sólo sumarán, ya que en 2001 no había retenciones.

Según un informe de la AFIP que se conoció en las últimas horas de ayer, la recaudación de este año llegará a $ 50.432 millones, frente a los $ 45.403,4 millones del año pasado.

El reporte "La AFIP le rinde cuentas" indica que los ingresos de este mes serían de $ 4771 millones. Sin embargo, en el Palacio de Hacienda no descartaron que la cifra se estire un poco más "porque en los últimos días los ingresos fueron muy buenos". El informe del organismo a cargo de Alberto Abad resume las acciones desarrolladas este año y fija las principales asignaturas pendientes para 2003:

Completar la institucionalización de la AFIP como organismo único de los recursos tributarios, incluyendo la seguridad social y el comercio exterior.

A partir del próximo período presidencial, brindar estabilidad a la conducción de la entidad.

Asumir un papel activo con las administraciones tributarias provinciales.

Adecuar la política laboral al proceso de autarquía.

Generar un salto cualitativo en los recursos humanos

Desarrollar indicadores que permitan una comparación que se adapte a los estándares internacionales.

Más allá de los objetivos planteados por la AFIP, el especialista Antonio Figueroa consideró que "hay un nivel de evasión muy alto, tal vez basado en razones justificadas". El asesor tributario del Palacio de Hacienda opinó que "dada la situación de este año, la recaudación termina en un nivel razonable" y promete mantenerse así, "ya que el IVA subirá un poco por la remarcación de precios, y el resto de los impuestos no sufrirá modificaciones importantes". Figueroa aclaró que aún se estudia "un ajuste por inflación en los inventarios, que no tendría efecto fiscal negativo".

Sin embargo, el ex subsecretario de Política Tributaria del gobierno de la Alianza Juan Carlos Gómez Sabaini consideró que la decisión del Gobierno de no aplicar el ajuste "es la más acertada, porque es muy difícil elegir un índice correcto y diferenciar entre los diferentes sectores". Gómez Sabaini opinó que el año que comienza exhibirá una mejora en el impuesto a la renta por la falta de ajuste por inflación.

En la misma sintonía, Eduardo Rodríguez Diez, de la Fundación Capital, sostuvo que, por la base de comparación, el primer semestre de 2003 mostrará resultados "muy buenos" en la recaudación.Sin embargo, el consultor José Luis Espert dijo que en el próximo ejercicio el superávit "apenas será del 1,5% del PBI. El resto es un dibujo del fisco", disparó con munición gruesa.

Alza en ingresos brutos

La Plata.- Unos 20 millones de pesos mensuales ingresarán en el fisco de la provincia de Buenos Aires desde mañana, cuando entre en vigor un aumento sobre la alícuota de los ingresos brutos que abonan grandes contribuyentes.

La ley impositiva para 2003 subió del 3 al 4 por ciento el monto del tributo que deben abonar hipermercados, supermercados, telefonía celular y servicios de actividades financieras.

Para las actividades comerciales, industriales o de prestación de obras y servicios que tributan más de 250.000 pesos, regirá un aumento del 30 por ciento sobre la alícuota anterior, es decir del 3 por ciento.

"La decisión de la Legislatura bonaerense de sancionar la ley impositiva para 2003 nos asegura un ingreso mensual de 20 millones de pesos por la recaudación de la alícuota, que en 2002 alcanzaba 16 millones de pesos", expresó el subsecretario de Ingresos Públicos, Santiago Montoya,.

En julio de 2001, la ley 12727 de emergencia económica había establecido un aumento del 30 por ciento para los contribuyentes que tributan más de 200.000 pesos.


Argumentos en contra

En 2002 algunos hipermercados pretendieron no pagar el aumento.

"Existían argumentos técnicos que nos daban la razón, de esta forma lo entendieron las petroleras y la mayoría de los hipermercados y supermercados, pero una minoría se resistía a pagar", subrayó el subsecretario de Ingresos Públicos.

Ahora la Legislatura determinó "el fin de esa injustificada actitud", afirmó el funcionario de la administración pública bonaerense.