Economistas desconfían: para cumplir hay que ajustar más

Si bien las pautas establecidas en la carta de intención firmada con el FMI no sorprendieron, la mayoría de los economistas considera que en adelante el país deberá hacer un esfuerzo más que considerable para poder cumplirlas. Es que aún si se pudiera crecer 4%, como se estipula en el acuerdo, con este incremento solo no alcanzará para achicar el rojo fiscal.

Lo más comprometedor resulta la reducción del déficit en las provincias, sobre todo porque hasta ahora sólo cuatro jurisdicciones firmaron el acuerdo con la Nación para aplicar un ajuste y la reducción pactada solamente equivale a unos $ 200 millones. Además, tres de las provincias que el último año más déficit tuvieron, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, difícilmente entren en el acuerdo con la Nación ya que no tienen problemas de financiamiento y Buenos Aires ya aprobó para este año un presupuesto con un rojo de $ 1.300 millones.

JOSÉ LUIS ESPERT (José Luis Espert y Asoc.)

Es un aumento en la performance fiscal no muy importante. El problema previsional que tenemos es grande como para que sólo aumentando la edad jubilatoria de la mujer se mejore. La carta de intención ésta y todo lo que anunció De la Rúa hasta ahora debe ser visto como una obsesión por cerrar a cualquier precio el déficit fiscal.

Es difícil que la Argentina pueda cumplir con el cronograma de reducción del déficit fiscal sin más ajuste. El crecimiento de la economía solo no va a generar el aumento en la recaudación necesario para ir cumpliendo con el acuerdo. ¿Qué van a hacer? ¿Van a bajar los gastos o van a apretar a la gente que ya paga impuestos con más impuestos? Un punto importante será mirar hasta el 2003 a las provincias. Hasta ahora en las que firmaron el acuerdo con la Nación para reducir el déficit, éste implica una reducción de menos de $ 200 millones y el déficit provincial del ´99 casi terminó en $ 4.000 millones.