Economistas preocupados

La posible suba de tasas en EE.UU., que ya está siendo descontada por todos los mercados del mundo, podría ser un nuevo golpe para el país que se sumará a los efectos adversos sobre el consumo del reciente impuestazo. Uno de los mayores peligros se genera por el alto endeudamiento externo del país y la dependencia del ingreso de capitales que, al aumentar el riesgo, se irán hacia mercados más seguros.

Pero además hay otro impacto indirecto que viene por el lado de Brasil que, al estar más endeudado que la Argentina, su economía se vería en serios problemas.

José Luis Espert (Economista)

El principal problema de la Argentina no es el déficit fiscal sino el endeudamiento externo. La Argentina tiene un déficit de cuenta corriente de 5% del PBI que no tiene que ver con el crecimiento porque en su totalidad lo tiene para pagar intereses de la deuda, royalties y utilidades y un stock de deuda externa que asciende a 55% del PBI habiendo crecido 10 puntos en dos años. Entonces, con un país de alta deuda externa, una suba en la tasa de interés norteamericana tendrá por supuesto consecuencias negativas. Ya es percibido negativamente.

El problema es tan serio que el equipo de Machinea está teniendo que recurrir al mercado interno y dejar de financiarse en el mercado de capitales externo que ya le ha dicho que paren porque ven al país muy endeudado.