Sigue preocupación por el alto déficit comercial

El déficit comercial argentino alcanzó en mayo a u$s 141 millones y acumuló en los últimos doce meses un rojo de u$s 5.402 millones, con las cifras corregidas por el INDEC.
Parte de los economistas desconfía ahora de la información oficial por la corrección de u$s 1.000 millones efectuada de golpe.
Las exportaciones cayeron en mayo 3% a u$s 2.454 millones y las importaciones subieron 2% a u$s 2.595 millones. En 12 meses se acumula un rojo de u$s 5.402 millones y sigue estando comprometida la pauta acordada con el FMI.

ROBERTO ALEMANN

El problema es que el Sistema María no funciona en el interior. Todas las importaciones ingresan por Buenos Aires en donde hay un sistema electrónico. Pero hay muchas exportaciones por los puertos de Paraná y Bahía Blanca que no se registran electrónicamente sino a mano. Eso porque no licitaron la informatización. Hay casos en los que el perdedor de una licitación en vez de esperar a la próxima, apeló y la Justicia paró la licitación.

Como consecuencia, no se informatizan las operaciones y se siguen contabilizando a mano. Pero el dato es que en los últimos tres meses las reservas siguieron subiendo desde u$s 21.000 millones. Entonces ha habido ingreso de dólares por exportaciones. No tendríamos que desconfiar de las cifras.
En balanza comercial se está confirmando la tendencia esperada: las exportaciones mensuales se ubican en u$s 2.500 millones o más y las importaciones se "amesetan". Las compras de grandes maquinarias al exterior ya están hechas, las importaciones de bienes intermedios bajaron, y en el caso de los bienes finales empieza a funcionar el sistema de control de precios de embarque.
Ya no hay subfacturación y los números no cierran para aquellos que tienen que pagar todos los impuestos como corresponde.

WALTER GRAZIANO

No es serio lo del equipo económico. Cada vez que una cifra les da negativa, hay revisiones para atrás y les termina dando bien. La prensa y los estudios económicos tienen que dejar de apañar al gobierno en esta manipulación que abarca al INDEC.
El director del INDEC no está a la altura de las circunstancias y la oposición debería tomar cartas en el asunto. Si la Alianza no hace nada, es porque sus referentes económicos tampoco están a la altura de las circunstancias. Los datos de mayo y los anteriores no los tomo como ciertos. Si hasta hace poco decían que habían pagado reintegros de más, en el fondo lo que está sobrevaluado son las exportaciones y no como sostienen ahora que habría exportaciones de menos.

Por otra parte justo la revisión es de u$s 1.000 millones lo que es demasiada casualidad. Todos los indicadores generan desconfianza, ni los buenos ni los malos. Los únicos datos confiables son los del mercado: la tasa de interés, el dólar, el precio de Acíndar y PRE2, por ejemplo. El PBI argentino, y el déficit del Tesoro son poco confiables.

JOSE LUIS ESPERT

Es una verdadera vergüenza que no se haya escrito un libro justificando analíticamente por qué es sólo en los últimos 15 meses donde se ha subestimado las exportaciones y además debería haberse publicado en qué tipo de exportaciones hubo un problema. Si seguimos así va a ser una tragedia para la cristalinidad de la información pública tener un acuerdo conel FMI.
Porque en lo que va de la convertibilidad la meta comprometida con el FMI, siempre termina siendo el número oficial aunque la realidad vaya para cualquier otro lado. Por ejemplo, ha sido común que privatizaciones se hayan computado como impuestos y que gastos públicos se transformen en aumentos de activos.

Ahora con la cuestión externa en la picota de la discusión internacional lo que sufre las manipulaciones es el tema de la balanza comercial. La duda que me queda es la manipulación que se hará cuando a fin de año en la nueva serie de deuda externa, se incorpore deuda hasta ahora no registrada que puede tener como contrapartida fuga de capitales o más déficit de cuenta corriente.
El dato de mayo no me parece un número que esté contaminado con manipulación: está dentro de la órbita. La solución es sacar al INDEC de la órbita del Ministerio de Economía y que sea autárquico.

GUILLERMO CALVO

Más allá de los números del déficit comercial, que por ahora no dan bien al equipo económico en la cuenta corriente, hay que saber que la situación no es mala y que es plenamente manejable. Sí critico el hecho de que haya habido una equivocación en su cálculo y que hay que tener más cuidado en el tratamiento de las cuentas nacionales ya que es sólo una suma de partidas.

ALDO ABRAM

Si estaban mal los datos de balanza comercial, es peor que no los corrijan y esperemos que no los repitan. Claramente va a seguir subiendo el rojo. Con respecto al FMI y el déficit comercial hay que tener en cuenta que va a crecer en la medida que al país le vaya bien ya que es reflejo de la confianza de los inversores y vamos a tener un exceso de gastos.
Esto en el contexto de un país que está haciendo una reestructuración de su aparato productivo. Hay datos que provee el Estado que es el único que los puede relevar.
La capacidad de control del sector privado es muy baja como en el caso de la medición de exportaciones, que es imposible.